Entre cuatro paredes y un techo

A parte de un confinamiento, en donde estos días nos hemos reinventado para hacer mil y una cosas, muchas historias cinematógraficas pasan entre cuatro paredes y un techo.

Y muchas son grandes obras del cine (sobretodo del cine clásico que estos días, con tantas horas, es un tiempo ideal para revisionar), en donde lo mejor de ellas ha ocurrido casi sin salir de casa.

La soga (Alfred Hitchcock, 1948)

La ventana indiscreta (Alfred Hitchcock, 1954)

Arsénico por compasión (Frank Capra, 1944)

Publicado en Miscelánea | Etiquetado , , , , , , , , , | Deja un comentario

Lo mejor de Coixet, amor incondicional con Vancouver de fondo

Las lágrimas en confinamiento saben a nostalgia, a pérdida devastadora, a amor incondicional y absoluto, a magia y poesia, a bellísima fotografía, a Vancouver. A Isabel Coixet, Sarah Polley, Mark Ruffalo, Scott Speedman, Lenor Watling, Deborah Harry o Amanda Plummer.

Todo junto, una maravilla.

Así he empezado la cuarta semana de confinamiento con el tierno drama Mi vida sin mí (Isabel Coixet, 2003). Emocionándome y llorando. Y me he quedado tan a gusto. Había olvidado su fuerza vital a pesar de tener la muerte tan presente. Una oda a vivir la vida. Carpe diem. Había olvidado que era un 10.

 

Publicado en Miscelánea, Vídeos | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

Amor, libros, nazismo y la banalidad del mal

El juicio a Eichmann y la banalidad del mal (para Hannah Arendt, Eichmann no era un monstruo, sino un burócrata que ni se planteó que lo que hacía estuviese mal) y las distintas facetas que puede contener una misma persona. Y una misma relación.

Eso es lo que me evoca cuando veo El lector (Stephen Daldry, 2008). Y eso es lo que la hace una gran película, su magnífico equilibrio entre la belleza y la magia de los libros y el amor,  y el horror y la suciedad que hay debajo, el nazismo.

Kate Winslet, maravillosa como siempre. Ella es la luz y la sombra de la película. Como enamorarse de alguien que es incapaz de reconocer lo que está mal e incapaz de discutir la ética en una orden? Pues nos enamoramos de ella como se enamora el protagonista. Quizás porque parece un animalillo indefenso, quizás porque en nuestra concepción altiva de la cultura y la educación, que nos hace sentir superiores, perdonamos al inculto, al básico de sus errores. Quien sabe, lo que está claro es que al terminar El Lector éstas y otras cuestiones se te quedan clavadas en ti y te hacen dar vueltas sin parar.

Cine para el confinamiento.

Publicado en Reseñas | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

“Tu eres de los malos”. De juicios, racismo y desigualdad racial

Hay géneros que nunca pasan de moda y que siempre emocionan. Es un pulso lento para saborear. Un buen juicio, una buena defensa o acusación. Estados Unidos profundo. El Ku Klux Klan (KKK), un sistema blanco para blancos en que el negro está en desigualdad de condiciones. Los alegatos finales, subir al estrado, el “protesto señoría”.

El cine de juzgados es un buen cine para el confinamiento.

Empezamos con el film al cual pertenece la frase del título: Tiempo de matar (Joel Schumacher, 1996).

….que no deja de ser un homenaje a un clásico como Matar a un ruiseñor (Robert Mulligan, 1962).

Y aunque no haya juicio, si hay investigación, asesinato racial y el Ku Klux Klan, un ya gran clásico con unos magníficos Gene Hackman y Willem Dafoe: Arde Mississippi (Alan Parker, 1988)

Y no podía dejar de nombrar algunas grandes películas de juicios imprescindibles:

Doce hombres sin piedad (Sidney Lumet, 1957)

Anatomía de un asesinato (Otto Preminger, 1959)

Algunos hombres buenos (Rob Reiner, 1992)

Impulso Criminal (Orson Welles, 1959)

En el nombre del padre (Jim Sheridan, 1993)

El jurado (Gary Fleder, 2003)

El cliente (Joel Schumacher, 1994)

La caja de música (Constantin Costa-Gavras, 1999)

Acusados (Jonathan Kaplan, 1988)

Sleepers (Barry Levinson, 1996)

Presunto inocente(Alan J. Pakula, 1990)

 

 

Publicado en Miscelánea | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Cuando los serbios perdieron el alma

Los Balcanes, 25 años después.

Violaciones de mujeres en masa (hasta 50.000 víctimas), abusos, torturas, asesinatos…la guerra en los Balcanes fue un horror para los bosnios, pero aún más para las bosnias. Para muchas mujeres.

Y en aquella guerra, donde todo valió y nadie hizo nada para evitarla, los serbios perdieron el alma y el corazón. Perdón, los “chetnik”, como bien se remarca en el film.

“-No puedo odiar a todos los serbios, mi madre es serbia.

-Perdona, no me referia a los serbios. Hablaba de los chetnik. No son lo mismo”

La guerra es horror, odio, sinrazón, perversidad, locura, pérdida de humanidad, juicio y alma. Para muestra, un botón. En tierra de sangre y miel (2013, Angelina Jolie).

PD. Tengo muchos peros en mente, aunque en muchas cosas es una película valiente, bien ejecutada, realista. No me convence como un dirigente con responsabilidades sea durante buena parte de la película el menos hijo de puta de todos. Es muy tramposo por parte de la historia. Aunque se entiende que la guerra cambie a las personas. Y que la paranoia y la locura siempre acaben venciendo.

PD2. SPOILER: no hay nada que más me moleste y es que sea el típico desenlace de la violencia de género: hombres que primero matan a la mujer y luego se suicidan.

Los que vivís seguros
En vuestras casas caldeadas
Los que os encontráis, al volver por la tarde,
La comida caliente y los rostros amigos:
Considerad si es un hombre
Quien trabaja en el fango
Quien no conoce la paz
Quien lucha por la mitad de un panecillo
Quien muere por un sí o por un no.
Considerad si es una mujer
Quien no tiene cabellos ni nombre
Ni fuerzas para recordarlo
Vacía la mirada y frío el regazo
Como una rana invernal
Pensad que esto ha sucedido:
Os encomiendo estas palabras.
Grabadlas en vuestros corazones
Al estar en casa, al ir por la calle,
Al acostaros, al levantaros;
Repetídselas a vuestros hijos.
O que vuestra casa se derrumbe,
La enfermedad os imposibilite,
Vuestros descendientes os vuelvan el rostro.

“Si esto es un hombre”, escribió Primo Levi

Publicado en Vídeos | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

Un ex boxeador, una tullida y el amor no romántico

El amor no siempre es romántico, ni dulce ni edulcorado. A veces es orgánico, convencional, casual. Amor por necesidad. Incluso amor algo frío. Pero, ¿es menos amor? ¿como se mide eso?

En Antibes (Francia), un ex boxeador belga convertido en trabajador de seguridad a tiempo parcial entabla una amistad por casualidad con una ex domadora de orcas tullida. Y así nace una historia embriagadora que se te ata al dedo para que vayas estirando sin saber muy bien a donde te llevará. En vilo, esperando “que pase lo que tenga que pasar”. ¿Y qué es? Nunca lo sabes. Esta es su magia.

Esta y una Marion Cotillard y un Matthias Schoenaerts que brillan con luz propia.

De óxido y hueso (Jacques Audiard, 2012)

Publicado en Reseñas | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Dallas, el sida (y Erin Brokovich)

Dallas Buyers Club (Jean Marc Vallée, 2013). O como Ron Woodroof deviene el Erin Brokovich en la lucha contra el sistema sanitario y farmacéutico. Impecables actuaciones para una historia que engancha y unos personajes que se tornan carne. Magnífica.

Vídeo | Publicado el por | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario