Noche y niebla. Alain Resnais (II)

Hace diez días murió Alain Resnais y ayer vi El niño del pijama de rayas. Aunque aparentemente no hay relación, el nombre del gran cineasta fundador de la Nouvelle Vague me vino a la cabeza mientras estaba en mi sofá horrorizándome una vez más del sadismo nazi. Y es que Noche y niebla (1955), dirigida precisamente por Alain Resnais, fue una de las primeras películas sobre el nazismo que recuerdo haber visto. Fue en un pase en el colegio, cuando yo debía tener unos 10 años.

Me impactó; quizás todo era tan real, tan auténtico, tan documental de ficción, que dolía, helaba la sangre. Todo lo que habíamos leído ahora era aún más real y horroroso de lo que nos contaban en los libros, porque además lo veíamos en imágenes, auténticas. Una compilación de fotogramas de archivo registrados en 1944 mezclado con imágenes en color sobre lo que quedaba del campo de concentración por excelencia, Auschwitz. El film describe lo que sufrieron los prisioneros encerrados allí, esa terrible “Solución finsl”, pero también narra la subida del nazismo y llega hasta los juicios de Nuremberg.

Así fue, como este recuerdo me llevó a repasar mentalmente algunas de las películas “de cabecera” que hacen referencia al nazismo. Con una mayoría de obras del cine europeo, decidí que han tres films especiales, los que más me han hecho pensar e impactado a partes iguales.

El primero de ellos, lo recuerdo con muy mal cuerpo, y a día de hoy aún me angustia visionarlo. Europa Europa (Agnieska Holland, 1990), narra el periplo de un joven judío que se hace pasar por miembro de las juventudes hitlerianas huyendo de ese modo de la persecución y una muerte segura. Momentos estelares: cuando el protagonista se cose el prepucio para que no le “delate” como judío; y cuando el adoctrinador y/o maestro le hace levantar, poner en medio de la clase, y lo utiliza de ejemplo perfecto de la raza aria, con sus medidas proporcionadas, en comparación a la supuesta monstruosidad física de un judío.

Adiós muchachos (Louis Malle, 1987). En 1943, en un internado católico, ocultan a un chico judío de la persecución. El director francés, del que ya venía removida con su Lacombe Lucien (1974), indaga de nuevo sobre el colaboracionismo y la resistencia en la Francia ocupada por los nazis. Ambas películas, Lacombe Lucien y Adiós muchachos, que tienen muchos puntos en común en su discurso e historia y también mucho de autobiográfico.

Amen.(Constantin Costa-Gravas, 2002). La maquinaria nazi pone en marcha la Solución Final; un nazi químico que elabora ziklon B para la causa nazi pensando que lo utilizan para depurar agua; un joven jesuita que se entera de todo lo que está pasando en los campos de concentración; el Papa mira para otro lado. Vagones de trenes que entran llenos y salen vacíos. Obra en mayúscula, a pesar de las acusaciones de maquineísmo que recibió (con la iglesia hemos topado!) y contundente alegato contra la pasividad de la Iglesia Católica, representada por el Papa Pio XII, ante el genocidio nazi. Perfecta plasmación del horror de la industrialización de la muerte. Porque mostrar el horror sin develarlo es una tarea excepcional.

Las clásicas y deliciosas El gran Dictador (Charles Chaplin, 1940) y Ser o no ser (Ernst Lubitch, 1942); El lector (Stephen Daldry, 2008), sobretodo por las escenas del juicio a la protagonista (me recordó mucho las implicaciones morales que apuntó Hannah Arendt sobre el juicio a Eichmann) y la brillante interpretación de Kate Winslet; La zona gris (Tim Blake Nelson, 2001) y Berlin ’36 (Kaspar Heidelbach, 2009), sobre el horror del colaboracionismo (incluído el de los judíos), completan (parcialmente) la lista de interesantes aproximaciones al universo nazi.

Pronto se estrenará Ida (Pawel Pawlikowski) sobre una joven novicia que en la Polonia de 1960 indaga en un secreto de familia que procede de la época de la ocupación nazi. Quizás acabe formando parte de esta lista del horror.

Nota I: Evidentemente la lista es mucho más larga y no quiero dejarme tampoco: El pianista (Roman Polanski, 2002); Los falsificadores (Stefan Ruzowitzky, 2007); Los niños del Brasil ( Franklin J. Schaffer, 1978); Roma ciudad abierta (Roberto Rossellini, 1945), La lista del Schlinder (Steven Spielberg, 1998), La vida es bella (Roberto Benigni)……

Nota II: El niño con el pijama de rayas (Mark Herman, 2008) es un film notable, aunque se queda corto. No se si es culpa del libro o de una adaptación algo pobre. No obstante la inocencia e ingenuidad de un niño pone en evidencia la absurdidad del racismo y odio a los judios así como de cualquier intento de justificación del Holocausto. “Podrás venir de vacaciones a berlin cuando todo el.mundo se porte bien” …quizás excesiva ingenuidad para un chaval de 8 años.

Nota III:  Hay una idea que siempre me pasa por la cabeza cuando miro una película que retrata hechos históricos que me perturban (y son muchos): pensar que todos deberíamos visionarlos para quizás ser más conscientes del horror infringido al otro (sea cual sea el “otro”) y ser un poco más tolerantes y abiertos….quizás por aquel concepto de que “conocer la historia puede ayudar a que los hechos no se repitan”. Aunque a pesar de que quisiera pensar que es verdad, después vinieron los Balcanes, Siria, Ruanda….y ahora Siria, la República Centroafricana….

Film completo de Europa Europa subtitulado al inglés
Film completo Adiós muchachos doblado al español

Anuncios

Acerca de Lux Lisbon

Desde pequeña fui una hormiguita del coleccionar Fotogramas y películas. Recortar y clasificar por actores, actrices, directores...y grabar películas. Llegué a superar las 600 cintas de VHS con lo que, grabando dos películas por cinta sin cortes publicitarios, debí contar con un patrimonio de unos 1200 films, que ahora van llenándose de polvo en un rincón. Pero que cifra más alta me pareció esa! Y cuánto cine miré y remiré. Luego, con la edad, por fin salí de mi cascarón de cintas, archivadores y maratones cinéfilas a través de las que soñaba y viajaba a otras partes del mundo. Pero por fin, llegaba el momento de ver mundo, el mundo de verdad. Qué gozo y placer fue ver de primera mano aquello que me parecía tan conocido, tan familiar. Y te das cuenta que cuando creces, la vida da vueltas y tu en ella empiezas a vivir lo que antes sólo habías soñado, imaginado y vivido en la gran pantalla o en una pequeña tele de tubo. Empiezas a cruzar charcos, probar continentes, conocer los días y las noches de las grandes capitales, de las míticas rutas, de la Historia del mundo. Y sigues viendo cine, y sigues soñando con él. Y sigues viajando. Y siempre quieres más y más y más....Pero, por suerte, esto sólo acaba de empezar. Esto es sólo el principio de mi viaje......
Esta entrada fue publicada en Miscelánea y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Noche y niebla. Alain Resnais (II)

  1. plAcido dijo:

    me parece un listado muy completo e interesante, pero yo , más dado a la lectura que al cine,me gustaría recomendarte dos libros impresionantes e imprescindibles para conocer hasta donde las ganas de vivir dan fuerza a los seres humano para superar el sufrimiento y a la vez la infinita y atroz capacidad para hacer sufrir:
    “Si esto es un hombre” de Primo Levi, superviviente a dos terribles años en Auswitch.
    “El infierno de los Jemeres Rojos” de Denisse Afonsso,
    ambos libros contienen casi toda la información que sus autores aportaron en los juicios contra sus verdugos. En el caso de Denisse ha tardado 25 años en reunir las fuerzas suficientes para poder escribirlo, es tal su crudeza, y de tal magnitud las barbaridades a las que el pueblo camboyano fue sometido por sus propios e “iluminados” dirigentes que inevitablemente un nudo te quiebra el alma y te invade un enorme bochorno por pertenecer a la especie humana.

    Sobre el cine, llama la atención las pocas películas que tratan otros genocidios, por ejemplo las matanzas de armenios por parte de los turcos, las limpiezas étnicas de Stalin, el autogenocidio de
    los Jemeres Rojos, la invasión del Tibet, los crímenes de Ruanda, o los millones de muertos del Congo Belga.
    un abrazo L & L ,
    y estoy de acuerdo contigo en que es necesario visionar esta películas, y leer estos libros, primero como homenaje a sus victimas y luego para aprender de la historia….aunque la capacidad del ser humana para infligir daño es inimaginable.

    • Lux Lisbon dijo:

      Hola Placido
      Gracias por las recomendaciones! el de Primo Levi lo leí en la universidad hace años y es de lo mejor que he leído, porque además recuerdo el sentir la deshumanización total de las victimas. El de los jemeres rojos lo apunto como pendiente, creo además es algo poco conocido (como los que has comentado), y sino que se lo pregunten a Barbara que estuvo indagando el año pasado por Camboya y escribió artículos a raíz de unas elecciones inminentes (otoño de 2013).

      La capacidad humana por infligir daño es inimaginable” que cierto es y que miedo da…somo los únicos animales que matamos por “placer” no por necesidad y que no tenemos límites…la historia lo demuestra…..es triste y vergonzoso…

  2. plAcido dijo:

    …y no se puede aceptar que tan abominables hechos queden como meros apuntes en los libros de historia o que sean banalizados en algunas películas, por ello prefiero las películas duras y realistas que te envuelven hasta herirte en lo más profundo de tu ser y te transmiten todo la miseria de dichas situaciones.
    Casualmente cuando “paseé” por Camboya en el verano de 2008 también se celebraban elecciones generales…

  3. Pingback: Monuments Men, puro (y algo insulso) entretenimiento | La Turista Accidental

  4. Pingback: Nunca más | La Turista Accidental

  5. Pingback: Mauthausen, 70 años después | La Turista Accidental

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s