“Tu eres de los malos”. De juicios, racismo y desigualdad racial

Hay géneros que nunca pasan de moda y que siempre emocionan. Es un pulso lento para saborear. Un buen juicio, una buena defensa o acusación. Estados Unidos profundo. El Ku Klux Klan (KKK), un sistema blanco para blancos en que el negro está en desigualdad de condiciones. Los alegatos finales, subir al estrado, el “protesto señoría”.

El cine de juzgados es un buen cine para el confinamiento.

Empezamos con el film al cual pertenece la frase del título: Tiempo de matar (Joel Schumacher, 1996).

….que no deja de ser un homenaje a un clásico como Matar a un ruiseñor (Robert Mulligan, 1962).

Y aunque no haya juicio, si hay investigación, asesinato racial y el Ku Klux Klan, un ya gran clásico con unos magníficos Gene Hackman y Willem Dafoe: Arde Mississippi (Alan Parker, 1988)

Y no podía dejar de nombrar algunas grandes películas de juicios imprescindibles:

Doce hombres sin piedad (Sidney Lumet, 1957)

Anatomía de un asesinato (Otto Preminger, 1959)

Algunos hombres buenos (Rob Reiner, 1992)

Impulso Criminal (Orson Welles, 1959)

En el nombre del padre (Jim Sheridan, 1993)

El jurado (Gary Fleder, 2003)

El cliente (Joel Schumacher, 1994)

La caja de música (Constantin Costa-Gavras, 1999)

Acusados (Jonathan Kaplan, 1988)

Sleepers (Barry Levinson, 1996)

Presunto inocente(Alan J. Pakula, 1990)

 

 

Acerca de Lux Lisbon

Desde pequeña fui una hormiguita del coleccionar Fotogramas y películas. Recortar y clasificar por actores, actrices, directores...y grabar películas. Llegué a superar las 600 cintas de VHS con lo que, grabando dos películas por cinta sin cortes publicitarios, debí contar con un patrimonio de unos 1200 films, que ahora van llenándose de polvo en un rincón. Pero que cifra más alta me pareció esa! Y cuánto cine miré y remiré. Luego, con la edad, por fin salí de mi cascarón de cintas, archivadores y maratones cinéfilas a través de las que soñaba y viajaba a otras partes del mundo. Pero por fin, llegaba el momento de ver mundo, el mundo de verdad. Qué gozo y placer fue ver de primera mano aquello que me parecía tan conocido, tan familiar. Y te das cuenta que cuando creces, la vida da vueltas y tu en ella empiezas a vivir lo que antes sólo habías soñado, imaginado y vivido en la gran pantalla o en una pequeña tele de tubo. Empiezas a cruzar charcos, probar continentes, conocer los días y las noches de las grandes capitales, de las míticas rutas, de la Historia del mundo. Y sigues viendo cine, y sigues soñando con él. Y sigues viajando. Y siempre quieres más y más y más....Pero, por suerte, esto sólo acaba de empezar. Esto es sólo el principio de mi viaje......
Esta entrada fue publicada en Miscelánea y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s