Spike Lee, el KKKlan y Donald Trump

A veces ves cosas que te impulsan a escribir. Y a mi me ha pasado con Infiltrado en el KKKlan (Spike Lee, 2018). O mejor dicho, por el minuto y medio final del metraje. Se me han puesto los pelos de punta. Y sorprende, tratándose pues de una comedia.

Pero es que Lee consigue, con gran maestría, hacer de una comedia y una situación surrealista, aunque basada en hechos reales (la infiltración de un policia negro, Ron Stallworth, en una “sucursal” del ku klux klan en 1978), una denuncia al resurgimiento del espiritu supremacista del KKK en los Estados Unidos de hoy en día y sus vínculos con Donald Trump, El nacimiento de una nación y el “American first”.

El auge del racismo y la ultraderecha en el mundo de hoy en día es común en muchos sitios del mundo, empezando por los Estados Unidos y terminando por Europa o algunos países de América del Sur. Y Spike Lee ha conseguido una vez más y con brillantez poner las cartas sobre la mesa: el odio racista, el antisemitismo, el supremacismo, el fascismo y nazismo sigue hoy como ayer tan peligrosamente presente en nuestro mundo.

Hay imágenes que no se me van de la cabeza. Disfrutad de la comedia, de lo inusual de la situación, al ritmo a lo Jackie Brown…porque las imágenes del final, absolutamente reales y actuales, os helarán el corazón.

Infiltrado en el KKKlan ganó el Gran Premio del Jurado en el pasado Festival de Cannes.

Para saber más…

Film relacionado: El nacimiento de una nación (Nate Parker, 2017)

Otras visiones interesantes: Claves para entender el populismo en el cine.

 

Anuncios

Acerca de Lux Lisbon

Desde pequeña fui una hormiguita del coleccionar Fotogramas y películas. Recortar y clasificar por actores, actrices, directores...y grabar películas. Llegué a superar las 600 cintas de VHS con lo que, grabando dos películas por cinta sin cortes publicitarios, debí contar con un patrimonio de unos 1200 films, que ahora van llenándose de polvo en un rincón. Pero que cifra más alta me pareció esa! Y cuánto cine miré y remiré. Luego, con la edad, por fin salí de mi cascarón de cintas, archivadores y maratones cinéfilas a través de las que soñaba y viajaba a otras partes del mundo. Pero por fin, llegaba el momento de ver mundo, el mundo de verdad. Qué gozo y placer fue ver de primera mano aquello que me parecía tan conocido, tan familiar. Y te das cuenta que cuando creces, la vida da vueltas y tu en ella empiezas a vivir lo que antes sólo habías soñado, imaginado y vivido en la gran pantalla o en una pequeña tele de tubo. Empiezas a cruzar charcos, probar continentes, conocer los días y las noches de las grandes capitales, de las míticas rutas, de la Historia del mundo. Y sigues viendo cine, y sigues soñando con él. Y sigues viajando. Y siempre quieres más y más y más....Pero, por suerte, esto sólo acaba de empezar. Esto es sólo el principio de mi viaje......
Esta entrada fue publicada en Reseñas y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s