Sunday, ‘bloody sunday’

Ayer, 30 de enero de 2017, se cumplieron 45 años de uno de los episodios más oscuros de la Europa contemporánea del siglo XX (porque del siglo XXI, hay muchos más): el llamado bloody sunday, domingo sangriento, la matanza de catorce personas, la mayoría de ellos menores de edad, en una marcha por los derechos civiles en Derry, Irlanda del Norte, en 1972.

No voy a contar nada más. No voy a contar como los militares dispararon por la espalda a los manifestantes, a sangre fría; mintieron sobre que éstos poseían armas, cócteles molotov y bombas…sólo os invito a ver el film del mismo nombre Bloody Sunday (Paul Greengrass, 2002) donde la cámara es testigo de la acción en todo momento, casi de forma objetiva. Se parece más a un documental que a un film de ficción, pues reconstruye todo lo ocurrido aquel fatídico domingo.

Un film lleno de tensión, que te deja clavado a la silla durante la hora y media de duración. Y al terminar, te das cuenta que es de aquellas películas que debes haber visto como mínimo una vez en la vida. Una obra maestra. Un imperdible (gracias a Sundance TV).

NOTA 1. El film, estrenado en 2002, no supo que años después, a raíz de una segunda investigación que publicó los resultados en 2010, los mismos que ya se apuntan en el film: que ninguno de los manifestantes llevaba arma alguna y que los soldados jugaron a la guerra con los civiles.

NOTA 2. El film ilustra también como dicho episodio fue uno de los detonantes para que la violencia en Irlanda del Norte se recrudeciera.

Anuncios

Acerca de Lux Lisbon

Desde pequeña fui una hormiguita del coleccionar Fotogramas y películas. Recortar y clasificar por actores, actrices, directores...y grabar películas. Llegué a superar las 600 cintas de VHS con lo que, grabando dos películas por cinta sin cortes publicitarios, debí contar con un patrimonio de unos 1200 films, que ahora van llenándose de polvo en un rincón. Pero que cifra más alta me pareció esa! Y cuánto cine miré y remiré. Luego, con la edad, por fin salí de mi cascarón de cintas, archivadores y maratones cinéfilas a través de las que soñaba y viajaba a otras partes del mundo. Pero por fin, llegaba el momento de ver mundo, el mundo de verdad. Qué gozo y placer fue ver de primera mano aquello que me parecía tan conocido, tan familiar. Y te das cuenta que cuando creces, la vida da vueltas y tu en ella empiezas a vivir lo que antes sólo habías soñado, imaginado y vivido en la gran pantalla o en una pequeña tele de tubo. Empiezas a cruzar charcos, probar continentes, conocer los días y las noches de las grandes capitales, de las míticas rutas, de la Historia del mundo. Y sigues viendo cine, y sigues soñando con él. Y sigues viajando. Y siempre quieres más y más y más....Pero, por suerte, esto sólo acaba de empezar. Esto es sólo el principio de mi viaje......
Esta entrada fue publicada en Miscelánea y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s