Cuando la vida (también) es bella en la Provenza

La mayoría de veces se me ponen los pelos de punta cuando miro aquellas películas, especialmente americanas, que se dan un garbeo por Europa. Porque, normalmente, los tópicos, exageraciones, arquetipos y toda la maquinaria del imaginario yanqui sobre la vieja Europa se ponen en marcha y hacen de ellas un producto entre lo pintoresco y lo insultante. Me suelen enervar y me dan ganas de apagar la tele. Pero en algunas ocasiones, eso mismo, me sonreír y soñar. Son esas, maravillosas, excepciones.

Si Bajo el sol de la Toscana o Belleza Robada disfruté, a pesar de algunos “peros”, con una sonrisa y una ligera ensoñación de esta Italia rural de villas, vino y buena compañía, Un buen año (Ridley Scott, 2006) consiguió que me entraran unas ganas locas de viajar a la Provenza francesa ¡Y tirarme también al bendito vino!.

Porque es precisamente su sencillez, su falta de pretensiones, su naturalidad y frescura, incluso en los intentos de hacer comedia, su dulzura y este positivismo sobre la vida, sin caer en la típica y ñoña comedia romántica de redención y sentido de la vida, la grandeza de este film.

Y es que la película, que explica la historia de un banquero sin corazón que al morir su tío hereda la casa y los viñedos en los que pasó gran parte de su niñez, se tiene que ver desde este prisma: estar preparado para disfrutar, sin esperar nada más, de una pequeña historia en la que dejarse llevar y evocar recuerdos, sueños y anhelos, sin dejar de sonreír.

Pero, sobretodo, gozar de nuevo con el recuerdo de la maravilla de aquellos veranos en la casa de los abuelos, de los tíos, de los amigos de los padres, en el camping (ese veraneo con todo el día por delante) donde todo son risas, aventuras y aprendizaje, al fin y al cabo. Porque además, con eso recordamos también que hay días que la vida es bella. Y en verano, aún más.

NOTA: No suelo ser muy fan de Russell Crowe, a veces su “intensidad” me repulsa, pero en este film está más que correcto. Marion Cotillard también, Albert Finney sale demasiado poco, y Abbie Cornish, una sorpresa como joven (y mochilera) americana. Pero por encima de todo, me quedo con los vecinos que se ocupan del mantenimiento de la casa, con abuelo incluído, que son una delícia de personajes.

Anuncios

Acerca de Lux Lisbon

Desde pequeña fui una hormiguita del coleccionar Fotogramas y películas. Recortar y clasificar por actores, actrices, directores...y grabar películas. Llegué a superar las 600 cintas de VHS con lo que, grabando dos películas por cinta sin cortes publicitarios, debí contar con un patrimonio de unos 1200 films, que ahora van llenándose de polvo en un rincón. Pero que cifra más alta me pareció esa! Y cuánto cine miré y remiré. Luego, con la edad, por fin salí de mi cascarón de cintas, archivadores y maratones cinéfilas a través de las que soñaba y viajaba a otras partes del mundo. Pero por fin, llegaba el momento de ver mundo, el mundo de verdad. Qué gozo y placer fue ver de primera mano aquello que me parecía tan conocido, tan familiar. Y te das cuenta que cuando creces, la vida da vueltas y tu en ella empiezas a vivir lo que antes sólo habías soñado, imaginado y vivido en la gran pantalla o en una pequeña tele de tubo. Empiezas a cruzar charcos, probar continentes, conocer los días y las noches de las grandes capitales, de las míticas rutas, de la Historia del mundo. Y sigues viendo cine, y sigues soñando con él. Y sigues viajando. Y siempre quieres más y más y más....Pero, por suerte, esto sólo acaba de empezar. Esto es sólo el principio de mi viaje......
Esta entrada fue publicada en Reseñas y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s