Del Este a París

Los chicos y chicas que vienen del Este en busca de oportunidades en la estación del norte de París. Ya no es el París de Woody Allen, es el París algo más sórdido, algo más complejo.

Una historia tan real como presente y consciente. Chicos del Este buscando su lugar en el mundo, un mundo mejor, otras opciones…Inmigración, prostitución….

Aunque quizás no tengan otras opciones, ya no existen tierras de oportunidades como antaño….

Y muchos se lucran de este desamparo, de la desprotección, de las desgracias, de la desesperación…..

Hay quién se aprovecha de la necesidad del otro para sus propias satisfacciones…hay quién ya le va bien seguir en un círculo vicioso de decadencia, sudor, extorsión y violencia…..

Hay quién nunca ha sentido cariño y lo descubre en manos de quién menos se lo espera….homosexualidad….pero luego no sabe digerirlo, y su mente se nubla sin consuelo….Almas solitarias, soledad, intereses convergentes, intereses divergentes, influencias contradictorias….

Hay quién no se siente atado a nada y nadie, con lo que implica todo eso, incluyendo la anampatía…Víctimas que son verdugos, verdugos que son víctimas, líneas finas que se cruzan una y otra vez….sin rumbo, sin destino, sin h0gar….

Pero ante todo, seres humanos, algunos más humanos que otros, algunos más seres vivos que otros, pero en todo, todo, va siempre más allá de sexos, razas y edades….con toda la dureza y crudeza de la vida….

Eastern boys/Chicos del Este (Robin Campillo, 2013)

Anuncios

Acerca de Lux Lisbon

Desde pequeña fui una hormiguita del coleccionar Fotogramas y películas. Recortar y clasificar por actores, actrices, directores...y grabar películas. Llegué a superar las 600 cintas de VHS con lo que, grabando dos películas por cinta sin cortes publicitarios, debí contar con un patrimonio de unos 1200 films, que ahora van llenándose de polvo en un rincón. Pero que cifra más alta me pareció esa! Y cuánto cine miré y remiré. Luego, con la edad, por fin salí de mi cascarón de cintas, archivadores y maratones cinéfilas a través de las que soñaba y viajaba a otras partes del mundo. Pero por fin, llegaba el momento de ver mundo, el mundo de verdad. Qué gozo y placer fue ver de primera mano aquello que me parecía tan conocido, tan familiar. Y te das cuenta que cuando creces, la vida da vueltas y tu en ella empiezas a vivir lo que antes sólo habías soñado, imaginado y vivido en la gran pantalla o en una pequeña tele de tubo. Empiezas a cruzar charcos, probar continentes, conocer los días y las noches de las grandes capitales, de las míticas rutas, de la Historia del mundo. Y sigues viendo cine, y sigues soñando con él. Y sigues viajando. Y siempre quieres más y más y más....Pero, por suerte, esto sólo acaba de empezar. Esto es sólo el principio de mi viaje......
Esta entrada fue publicada en Miscelánea, Vídeos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s