Sabores de Francia y la India, a diez metros

Hace semanas que quería escribir sobre esta película con la que topé en el cine, casi sin quererlo.  Fue un film sencillo, una especie de fábula sobre la tolerancia, sobre el intercambio de culturas y el sincretismo posible en la asimilación de persones procedentes del extranjero en una sociedad completamente nueva. Poco racismo, sólo el justo, poco choque cultural. Como he dicho, una fábula: Un viaje de diez metros (Lasse Hallström, 2014).

Hallström repite la fórmula que tan bien le salió en la notable Chocolat (2000), pues aparecen elementos muy similares: un tranquilo pueblo de Francia, a gusto con sus costumbres y tradiciones, algo estrictas, y con una presencia importante del gusto por la gastronomía y el buen comer. Llega alguien de fuera, una fuerza novedosa y en parte pecaminosa (la comida, metáfora de un sentido con el que se puede perder el norte y pecar de gula: en la primera, el delicioso chocolate, en la nueva versión, las especies de la cocina india) y en las dos también hay el miedo o rechazo a la novedad por parte de unos, y la fascinación y aceptación por parte de otros.

Son cuentos sencillos, llenos de buenas intenciones, con una bonita historia, a veces algo irreal y tópica, pero en la que realmente importa es la pasión por la comida. En este film también hay baile de sabores. El protagonista, como también el de Chocolat, es un alquimista que hace magia con la comida, que produce la perdida de sentido a quién la prueba y que atrapa también al espectador, que se relame los bigotes y saliva como el perro de Pavlov. Porque ese juego de sabores y aromas, con una magnífica fotografía, con consagrados actores (Hellen Mirren, Om Puri), deviene un placer para los sentidos.

Salí del cine con hambre y ganas de gozar del gusto a gusto, de irme a la Carme Ruscalleda, al Ferran Adrià o a cualquier mago de la comida. Pero también salí con una gran sonrisa (adoro los films que me hacen sentir así al terminar) con esperanza, con la sensación que en este valle de lágrimas hay algo por lo que vale la pena vivir, sonreír y bailar.

No os esperéis una gran película, pero si gozar un rato con una historia sencilla a la que quizás le sobran unos minutos (el episodio París me aburrió bastante) pero que vale la pena verlo como si fuera un cuento y tu, el espectador, eres un niño que se deja hipnotizar por una increíble y bonita historia. Nada más.

Anuncios

Acerca de Lux Lisbon

Desde pequeña fui una hormiguita del coleccionar Fotogramas y películas. Recortar y clasificar por actores, actrices, directores...y grabar películas. Llegué a superar las 600 cintas de VHS con lo que, grabando dos películas por cinta sin cortes publicitarios, debí contar con un patrimonio de unos 1200 films, que ahora van llenándose de polvo en un rincón. Pero que cifra más alta me pareció esa! Y cuánto cine miré y remiré. Luego, con la edad, por fin salí de mi cascarón de cintas, archivadores y maratones cinéfilas a través de las que soñaba y viajaba a otras partes del mundo. Pero por fin, llegaba el momento de ver mundo, el mundo de verdad. Qué gozo y placer fue ver de primera mano aquello que me parecía tan conocido, tan familiar. Y te das cuenta que cuando creces, la vida da vueltas y tu en ella empiezas a vivir lo que antes sólo habías soñado, imaginado y vivido en la gran pantalla o en una pequeña tele de tubo. Empiezas a cruzar charcos, probar continentes, conocer los días y las noches de las grandes capitales, de las míticas rutas, de la Historia del mundo. Y sigues viendo cine, y sigues soñando con él. Y sigues viajando. Y siempre quieres más y más y más....Pero, por suerte, esto sólo acaba de empezar. Esto es sólo el principio de mi viaje......
Esta entrada fue publicada en Reseñas y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Sabores de Francia y la India, a diez metros

  1. plAcido dijo:

    muy sabroso, suculento y bien presentado. Se le hace la boca agua a este niño deseoso de reír y bailar.

  2. Pingback: De mujeres y la Índia | La Turista Accidental

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s