‘Begin Again’, directo al corazón (desde New York)

Hace tiempo que no salía del cine con una sensación de euforia y amor a la vida como en esta ocasión. Recuerdo emocionarme, e incluso llorar, hace unos siete años con Once (John Carney, 2007). Entonces pasee por Dublín con un músico callejero pelirrojo y una pequeña y delicada checa y viví a su lado su pasión, no sólo por la música. Pero esta vez he sentido la energía de una Nueva York estival, lejos de las luces de neón y los rascacielos y al glamour al que estamos acostumbrados. La he pisado en su faceta más informal, de día y de noche, en los callejones, los parques, los apartamentos, los bares, sentada en los peldaños de las entradas.

He paseado en bicicleta con una inglesita cuidadosamente desaliñada y un alcohólico, y muy sexy, productor de música venido a menos, que en cierto modo, con veinte años menos, podría haber sido el Rob Fleming de Alta Fidelidad. Aunque con menos historias y listas en la cabeza.

Begin Again (John Carney, 2014) me ha entusiasmado como hacía mucho que no lo hacía una película. Quizás porque no tenía grandes expectativas sobre ella, quizás porque el cartel y el tráiler te la venden como una comedia romántica, con sello indie, pero romántica al fin y al cabo. Y soy muy fan de Mark Ruffalo, pero no tanto de Keira knightley, y el cantante venido a actor Adam Levine me cae bastante mal (será por estos videoclips en los que, todos, es un mujeriegoenseñabícepstatuados). La cuestión es que temí que Carney hubiera perdido el fuelle especial y auténtico de Once y hubiera hecho una comedia romántica al uso. No es así. En absoluto

Es una comedia sí, de amor, sí, y del amor en todas sus formas posibles, pero no romántica (ni tópica: la chica no necesita a un chico para ser, para definirse, para continuar viviendo y vibrando), que emociona, te hace sonreír, o a veces incluso duele un poco. Pero siempre sale el sol. También es una oda a la amistad, a la esperanza, a las segundas oportunidades, a la felicidad, la pequeña felicidad, la que se encuentra en un rayo de sol; a la música auténtica y sin artificios, a la honestidad y la pasión.

Knightley está deliciosa, Ruffalo para comérselo, su química es evidente y da mucha luz. Los personajes secundarios son divinos, la ex mujer, el amigo, los músicos, y la ciudad es maravillosa. Y me quedo con la escena de un largo paseo por la ciudad de dos personajes mientras escuchan y bailan sendas playlist (es de una delicadeza única, de una sensibilidad muy muy especial) y de una improvisada fiesta de fin de proyecto en un minúsculo apartamento. Así de sencillas y maravillosas son las cosas si nos lo proponemos.

Como no quiero desvelar más del film, porque os animo a verlo como yo lo vi, absolutamente libre de expectativas (aunque es una paradoja: yo misma os las estoy dando) y abiertos a la sorpresa. Y, además, con el simple placer de ver una película que no es una gran película por lo que cuenta, ni por la belleza de sus actores, ni por una gran historia. Es una gran película por el como, por los matices, los intermedios, por las pequeñas risas que salen desde el estómago, por la fotografía, por la música, por la voz de knightley (sublime…evidentemente no soporto la nasal de Levine) por el arranque de film, con estas historias cruzadas, por escenas que te llenan de energía y buen rollo.

Porque la energía, la euforia con la que salí del cine, fue precisamente eso: buen rollo. En aquel momento, me hubiera reunido con todos mis amigos y seres queridos en un jardín, para bailar descalzos sobre la hierba y charlar hasta ver salir el sol. Aquel día, tenía amor para dar a todo mi mundo, llamar persona a persona para decirle lo especial que es.

NOTA: aprovecho para dejaros el tràiler de Once (2007), a ver si os animo más a amaros y amar la música 🙂

Anuncios

Acerca de Lux Lisbon

Desde pequeña fui una hormiguita del coleccionar Fotogramas y películas. Recortar y clasificar por actores, actrices, directores...y grabar películas. Llegué a superar las 600 cintas de VHS con lo que, grabando dos películas por cinta sin cortes publicitarios, debí contar con un patrimonio de unos 1200 films, que ahora van llenándose de polvo en un rincón. Pero que cifra más alta me pareció esa! Y cuánto cine miré y remiré. Luego, con la edad, por fin salí de mi cascarón de cintas, archivadores y maratones cinéfilas a través de las que soñaba y viajaba a otras partes del mundo. Pero por fin, llegaba el momento de ver mundo, el mundo de verdad. Qué gozo y placer fue ver de primera mano aquello que me parecía tan conocido, tan familiar. Y te das cuenta que cuando creces, la vida da vueltas y tu en ella empiezas a vivir lo que antes sólo habías soñado, imaginado y vivido en la gran pantalla o en una pequeña tele de tubo. Empiezas a cruzar charcos, probar continentes, conocer los días y las noches de las grandes capitales, de las míticas rutas, de la Historia del mundo. Y sigues viendo cine, y sigues soñando con él. Y sigues viajando. Y siempre quieres más y más y más....Pero, por suerte, esto sólo acaba de empezar. Esto es sólo el principio de mi viaje......
Esta entrada fue publicada en Reseñas y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a ‘Begin Again’, directo al corazón (desde New York)

  1. plAcido dijo:

    resulta fantástico que a pesar de haber visto miles de películas se encuentren joyitas como esta. Es la magia del cine, es inagotable. Me alegro, haré por verla.
    saludos

    • Lux Lisbon dijo:

      Espero que no te decepcione, porque lo peor que puedes hacer es ir con grandes expectatives….a mi me gustó, por su sencillez, por su custumbrismo que huye de lo típico, tópico y folklórico, por estos actores que estan maravillosos…y sobretodo por salir del cine con una gran sonrisa, con ganas de llamar a todos y decirles cuánto los amo y lo que me ayudan a vibrar….
      Ya me dirás que te ha parecido
      un fuerte abrazo!

  2. Pingback: Pasó en San Francisco | La Turista Accidental

  3. Pingback: ‘Spotlight’, periodismo en estado puro y a ritmo de jazz | La Turista Accidental

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s