Una de las dos españas ha de helarte el corazón

El pasado 1 de abril se celebró el 75 aniversario del fin de la guerra civil española. Aquel día tuve que leer (y llenarme de mala leche) a revisionistas de la Historia que justificaron el golpe de estado que inició la guerra en el 36 e hicieron ejercicio  de honrar a los muertos nacionales, relatando lo sanguinarios que fueron los rojos y en muchos casos obviando los muertos a manos de los sublevados.

Sería ingenua si no reconociera que en el bando Republicano se les fue las cosas de las manos y la violencia y/o venganzas contra eclesiásticos y ciudadanos de derechas o simplemente burgueses y nobles fue una triste realidad, completamente execrable. Pero me lleno de horror cuando utilizan eso para justificar el alzamiento contra un gobierno democráticamente escogido y los 40 años de franquismo posteriores. Unos años, grises, casi negros, en que los supervivientes republicanos y sus familias pagaron por su condición de rojos y de vencidos.

Fue una guerra civil, y como tal hubo muertos y sadismo máximo a un lado y a otro. Pero no olvidemos que la guerra empezó con un golpe de estado contra un gobierno democráticamente elegido y hubo unos vencidos que pringaron, evidentemente, mucho más que los vencedores: vivieron una larga dictadura sin derechos, campos de concentración y exterminio nazis (en Mathausen murieron 7.000 republicanos), campos de trabajo forzado, la cárcel, el Valle de los Caídos (34.000 muertos registrados en los años de su construcción)….hasta llegar a 1974 y Salvador Puig Antich.

El pasado 1 de abril también fue el día en que me acordé de un proyecto que hice al terminar el instituto: “La guerra civil española en el cine”. Para hacerlo me tragué de todo: desde Raza (José Luis Sáenz de Heredia, 1941) el panfleto franquista por excelencia (la leyenda dice que el guión lo escribió el mismo dictador Francisco Franco), pasando por el humor de La vaquilla (Luis Garcia Berlanga, 1985) o Ay Carmela (Carlos Saura, 1990) o las adaptaciones fallidas de Réquiem por un campesino español (Francesc Betriu, 1985), Las largas vacaciones del 36 (Jaime Camino, 1976), o Las bicicletas son para el verano (Jaime Chavarri, 1984), hasta una de las aproximaciones más serias, complejas e interesantes: Tierra y Libertad (Ken Loach, 1995) que en la misma línea del escritor George Orwell y su obra autobiográfica Homenaje a Cataluña, narraba los graves problemas internos del bando republicano, que como decía siempre mi abuelo, que en paz descanse, eso fue una de las razones por las cuales los rojos perdieron la guerra.

No puedo cerrar el post sin hacer referencia a la película que emocionalmente más me ha tocado, con perdón de Tierra y Libertad, Libertarias, (Vicente Aranda, 1996) una gran obra sobre el papel de la mujer en la guerra civil española y un fantástico elenco de actrices (Victoria Abril, Ariadna Gil (y su magnífico plano final, inolvidable), Loles León, Ana Belén…)

Completan la filmografía películas indispensables como éstas: La trece rosas, La voz dormida, El laberinto del Fauno, Soldados de Salamina, El lápiz del carpintero, Los niños de Rusia, La hora de los valientes, Sierra de Teruel, El espinazo del Diablo….

NOTA: Cuando miro estas películas me acuerdo de un verso de Antonio Machado: una de las dos Españas ha de helarte el corazón.

Anuncios

Acerca de Lux Lisbon

Desde pequeña fui una hormiguita del coleccionar Fotogramas y películas. Recortar y clasificar por actores, actrices, directores...y grabar películas. Llegué a superar las 600 cintas de VHS con lo que, grabando dos películas por cinta sin cortes publicitarios, debí contar con un patrimonio de unos 1200 films, que ahora van llenándose de polvo en un rincón. Pero que cifra más alta me pareció esa! Y cuánto cine miré y remiré. Luego, con la edad, por fin salí de mi cascarón de cintas, archivadores y maratones cinéfilas a través de las que soñaba y viajaba a otras partes del mundo. Pero por fin, llegaba el momento de ver mundo, el mundo de verdad. Qué gozo y placer fue ver de primera mano aquello que me parecía tan conocido, tan familiar. Y te das cuenta que cuando creces, la vida da vueltas y tu en ella empiezas a vivir lo que antes sólo habías soñado, imaginado y vivido en la gran pantalla o en una pequeña tele de tubo. Empiezas a cruzar charcos, probar continentes, conocer los días y las noches de las grandes capitales, de las míticas rutas, de la Historia del mundo. Y sigues viendo cine, y sigues soñando con él. Y sigues viajando. Y siempre quieres más y más y más....Pero, por suerte, esto sólo acaba de empezar. Esto es sólo el principio de mi viaje......
Esta entrada fue publicada en Reportajes y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Una de las dos españas ha de helarte el corazón

  1. bbecares dijo:

    Me decía un amigo bosnio que echaba en falta que el cine de su país tratara más temas y dejara ya de haber tantas películas sobre la guerra. No hace ni 20 años que acabó la guerra de Bosnia….. no les queda que aguantar películas y libros del tema si les pasa como en España!

    • Lux Lisbon dijo:

      Pues si, queda y les queda lo de siempre: unos dicen una cosa, otros otra, algunos acaban negando……siempre es así…..aunque tiene su parte buena: aunque se requiere reconciliación y aprender a convivir, no se puede olvidar. Se tiene que recordar, homenajear, tomar conciencia y aprender para no repetir los mismos errores, para aprender a tolerar y respetar al otro….esto es salud psicológica para el pueblo, la comunidad, para aquellos que sufrieron y perdieron a los suyos.

      • bbecares dijo:

        A ellos les queda mucho más: una parte aún niega el genocidio realizado a la otra y se ríe en su cara cuando hacen sus homenajes y recordatorios. Me ponen los pelos de punta.

        Pero, al verdad, se me hace pesado tanto cine de la guerra civil :/

  2. plAcido dijo:

    Una vez que los testigos de los momentos históricos faltan y ya no podemos contar con sus testimonios,el cine toma el relevo como divulgador de dichos hechos, con el peligro que supone por un lado, la manipulación de lo ocurrido y por otro, que los espectadores trivialicen los terribles sucesos y lo tomen como ficción sucedido en otro mundo a años luz de distancia….
    y nada más falso, en estos momentos en que tenemos la suerte de vivir el proceso histórico de mayor libertad nunca vivida en este país, hay que distanciarse solo un poco para ver lo que se esta haciendo con la palabra LIBERTAD. Una derecha retrógrada que usa la fuerza para gobernar,
    un nacionalismo independentista incapaz de apostar por lo que nos une en vez de desgañitarse
    en que las diferencias son motivos para la independencia, y un socialismo , aquí en Andalucía,
    que solo potencia el clientelismo y el amiguismo como formas de gobernar. Todos y todas las que nos dirigen gobernando por y para aquellos que les han aupado en el poder olvidándose del resto de los ciudadanos,
    cuando de la palabra libertad solo queden jirones ya veremos que pasa en este país de tan poca memoria .

  3. Pingback: Aviso lectores: escrito en estado de ira | La Turista Accidental

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s