Adèle, ma bien aimée

Una de las películas del año. Y quizás la más bella, dulce, amarga, intensa y excitante que haya visto en mi vida. La vida de Adèle (Abdel Kechiche, 2013). Me dejó sin palabras, sin aliento, en un estado de ensimismamiento absoluto. Aquel estado de introspección que te sobrecoge después de sonreír, vibrar y llorar con el protagonista de un film o de una novela.

Es un estado único, cuando tu alma se ha fundido los personajes y te han zarandeado con la misma intensidad. Y en este caso, porque todos y cada uno de nosotros, en algún momento de nuestra vida, hemos sido Adèle, viendo como el mundo nos da vueltas y vueltas, y nosotros en el medio, flotando en el agua, oyendo de lejos corrientes marinas. Y queremos que se pare, que todo vuelva a la normalidad, porque estamos mareados y perdidos y hacemos las cosas sin saber muy bien por qué. Y después nos arrepentimos e intentamos rectificar, y avanzar. Porque la vida sigue. Adèle, como muchos de nosotros, está en constante búsqueda de respuestas en su vida, de conocimiento de si misma, de metabolizar su ansiedad. A veces parece que está perdida, parece que se hundirá, pero vuelve, siempre vuelve. Porque tiene fuerza. Quizás no valentía, pero si fuerza y resistencia, como una corredora de fondo.



Junto a la historia, lo mejor del film son las actrices protagonistas, especialmente la magnífica, estupenda y fabulosa Adèle Exarchopoulos, por todos los matices a los que llega, dejando al espectador pegado a la silla y percibiendo a través de cada uno de los poros de su piel un sinfín de emociones y sensaciones. También las escenas de sexo (no aptas para puritanos ni para homófobos/as) narradas desde una perspectiva de hiperrealidad, así como también están representadas las clases del instituto y las del colegio infantil, en mi opinión en la mayoría de casos completamente innecesarios. Y es que la película es una dilatada secuencia de la vida de esta Adèle, desde sus 16 a sus veintipocos, tal cual como si una cámara la siguiera a todos los lados, sin quererse perder ni una pizca (incluso la oímos dormir y roncar) del universo de esa chica de voz grave, labios carnosos y alborotado pelo, amante de la literatura, las películas americanas…. que se enamora loca y apasionadamente de una mujer.

En definitiva, este film es un intenso viaje al mundo de Adèle. No, es más. Puntualizo: es un viaje a sus entrañas, a todas las partes de un todo, a cada una de las partes que forman una vida, un día a día. Y lleno de matices, de gradaciones. Así que Lille (Francia) donde se desarrolla la acción no deja de ser más que un atrezzo para esta maravillosa (aunque muy larga en lo que a metraje se refiere) historia sobre una chica normal, como tu y como yo.

Nota: previamente a visionar el film, leí algunas sinopsis. Y tengo que reconocer que no tienen nada que ver con esta película. La mayoría de ellas dicen que es una película de lesbianas. Meeeec (bocina), error. Para nada. Hay lesbianas, sí, pero no es una película de lesbianas. Decir eso es reducir esta obra maestra a la nada. Es una historia de amor, una maravillosa, dulce e intensa historia de amor, cruce de vidas humanas. Y sí, hay lesbianas, pero ni hay tópicos ni estereotipos, sólo realidad y autenticidad. Sólo personas que intentan seguir sus instintos y deseos, y ser felices. Tampoco es una película sobre la homofobia (cito textualmente una sinopsis adherida al video de youtube: Pero la vida no se lo pondrá fácil, y los problemas de Adele con el mundo que le rodea, la mentalidad cerrada de sus padres, y una dura moral, se interpondrán en su camino hacia la libertad y la felicidad.). Hemos visto la misma película? Puede que haya sentimientos encontrados, dudas, contradicciones, pero el choque con la realidad homófoba o una moral estrecha es insustancial o realmente residual, quizás sólo levemente perceptible en su miedo, en su parcelamiento de los espacios (família, amigos del colegio, compañeros de trabajo, su vida con Emma).

En definitiva, os invito a alejarse de esas sinopsis tan sesgadas y ver este film como lo hice yo: desde la absoluta ignorancia. Y que lo saboreéis y disfrutéis como yo hice. Porque es, y ya se que me repito, una verdadera delícia. Para mi, lo mejor de este 2013. Para mi, una de las mejores historias de amor nunca narradas.

NOTA2: Adèle, ma bien aimée es parte de la letra de una mítica canción marinera francesa que acabé tarareando al salir del cine….ay,Adèle, bonito nombre.

Entrevista a Adéle Exarchopoulos>

Entrevista a Abdel Kechiche>

Anuncios

Acerca de Lux Lisbon

Desde pequeña fui una hormiguita del coleccionar Fotogramas y películas. Recortar y clasificar por actores, actrices, directores...y grabar películas. Llegué a superar las 600 cintas de VHS con lo que, grabando dos películas por cinta sin cortes publicitarios, debí contar con un patrimonio de unos 1200 films, que ahora van llenándose de polvo en un rincón. Pero que cifra más alta me pareció esa! Y cuánto cine miré y remiré. Luego, con la edad, por fin salí de mi cascarón de cintas, archivadores y maratones cinéfilas a través de las que soñaba y viajaba a otras partes del mundo. Pero por fin, llegaba el momento de ver mundo, el mundo de verdad. Qué gozo y placer fue ver de primera mano aquello que me parecía tan conocido, tan familiar. Y te das cuenta que cuando creces, la vida da vueltas y tu en ella empiezas a vivir lo que antes sólo habías soñado, imaginado y vivido en la gran pantalla o en una pequeña tele de tubo. Empiezas a cruzar charcos, probar continentes, conocer los días y las noches de las grandes capitales, de las míticas rutas, de la Historia del mundo. Y sigues viendo cine, y sigues soñando con él. Y sigues viajando. Y siempre quieres más y más y más....Pero, por suerte, esto sólo acaba de empezar. Esto es sólo el principio de mi viaje......
Esta entrada fue publicada en Reseñas y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Adèle, ma bien aimée

  1. Sam's Road dijo:

    Hola!

    Después de leer este post no me quedan más que ganas de sentir lo que Lux Lisbon describe como “lo mejor” del 2013. Espero poder disfrutarla y comentarlo con todos vosotros.

  2. Pingback: Realidades de Europa | La Turista Accidental

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s