‘Before…’ Viena, Paris y Grecia

Un americano de interrail por Europa conoce en el tren a una francesa y la chispa y la química desbordan la pantalla. Pasan un día y una noche juntos en Viena. Se conocen, hablan, se cuentan la vida, se gustan mucho, se acercan, se besan, beben vino en un parque….. Jesse y Celine, pura magia. Eso fue en 1995 en Antes del amanecer (Richard Linklater), una de las joyas americanas del cine indie con la que babee en mi adolescencia y con la que aún me emociono irremediablemente.before-sunrise-1995

Era y aún soy fan de los actores, Ethan Hawke y Julie Delpy, y del director. Era, y aún soy, fan de esta historia, completamente cautivadora, dulce y vibrante. Porque, además, la historia sigue….

Casi diez años más tarde, Jesse y Celine se reencuentran por “casualidad” en París. Así empieza la segunda parte de esta trilogía de Linklater, Antes del atardecer (2004). Ha pasado el tiempo para los protagonistas, ellos no son los mismos, sus vidas han cambiado, quizás no todo ha sido como se esperaban, alguna promesa se truncó por el camino, arrollados por el accidental devenir de las cosas. Pero aun así, lo que les llevó a no separarse el uno del otro durante aquel día y aquella noche en Viena, sigue vivo y les empuja a pasar de nuevo unas horas juntos por la ciudad de las luces.

before_sunset_hawke_delpy

Y resulta ser de nuevo un film delicioso. Quizás las ilusiones, deseos y visiones de la vida ya no beben de la inocencia de aquellos veinteañeros que fueron, pero, no obstante, la película sigue manteniendo el romanticismo sutil e inteligente al que es fiel toda la obra, aunque esta vez rebosa también sensualidad. Esas miradas, ese erotismo oculto en los gestos! No puedes evitar esbozar nuevamente una melancolica sonrisa, más de una, y sentir una punzada emotiva en el estómago. Porque además, Ethan Hawke y Julie Delpy están más extraordinarios si cabe, diluyéndose en estos personajes hechos a su medida.

La historia de Jesse y Celine volverá muy pronto, ahora que ya han pasado otros nueve años más. En un par de semanas se estrena Antes del anochecer, esta vez con Grecia como telón de fondo y con mucho más que decir sobre esta historia de amor intermitente que tanto me ha hecho suspirar. Tengo miedo, las expectativas están muy altas, aunque si simplemente el film está a la altura de las anteriores, creo que ya me conformaré.

img-before-midnight_125344574674

NOTA: Quizás una de las más dulces historias de amor que jamás he visto. Soy fan de su delicadeza desgarradora, tanto de lo que se dice como de lo que no se dice. Soy fan de los encuentros y desencuentros, de la tragedia de la imposibilidad de la vida, de espinitas que lleva uno clavadaa durante casi toda la vida. Y lo vivo como si de una katharsis griega se tratara, como si hubiera podido vivir una historia así de intensa en mi vida.

En su momento, mi yo adolescente se embobó viendo Antes del amanecer ( tanto que incluso empecé a combinar un vestido largo de tirantes con camiseta de manga corta debajo y camisa de leñador y botas militares (casi como Céline, viva el auge del grunge). Y eso teniendo en cuenta que aún no había vivido el hecho de enamorarse viajando. Porque tengo que confesar que años después, en 2003, hice un interrail y conocí a un chico alemán en el tren de París a Amsterdam. Pudo ser mi Jesse, si me pongo en plan Madame Bovary, pero el destino hizo que no nos encontrásemos en aquel coffee shop holandés donde habíamos quedado…Pero en realidad era la segunda vez que me pasaba algo como aquello.

La primera vez fue en Londres, con un chico italiano con el que pasé el día después de que saltaran chispas al conocernos en un desayuno en el patio del albergue. Pero en la que había de ser nuestra última noche juntos, no nos encontramos, porque simplemente no pude ir y no pude localizarle. Luego le escribí una carta para disculparme. Y él me la devolvió, en un papel azul y con una rúbrica en mayúsculas muy ondulada diciendo que como no vine a la cita se habían ido con su amigo al aeropuerto, y que soñó conmigo aquella noche mientras esperaban que saliera el avión de la mañana. Aún la guardo, pero ya no recuerdo que hubiera más correspondencia.

Hace unos cuatro años, el corazón me dio un vuelco: el chico italiano se puso delante de mí en el metro de Barcelona. Vivía (y vive, pues lo vi en otra ocasión) en mi misma ciudad! Le miré, pero no le dije nada. Creo que no me reconoció.


LINKS TRAILERS:

Antes del amanecer (1995) –>
Antes del atardecer (2004) –>
Antes del anochecer (2013) –>

 

Y MÁS…..Álex Montoya, otro fan de los films, siguió los pasos de Céline y Jess en Viena

Anuncios

Acerca de Lux Lisbon

Desde pequeña fui una hormiguita del coleccionar Fotogramas y películas. Recortar y clasificar por actores, actrices, directores...y grabar películas. Llegué a superar las 600 cintas de VHS con lo que, grabando dos películas por cinta sin cortes publicitarios, debí contar con un patrimonio de unos 1200 films, que ahora van llenándose de polvo en un rincón. Pero que cifra más alta me pareció esa! Y cuánto cine miré y remiré. Luego, con la edad, por fin salí de mi cascarón de cintas, archivadores y maratones cinéfilas a través de las que soñaba y viajaba a otras partes del mundo. Pero por fin, llegaba el momento de ver mundo, el mundo de verdad. Qué gozo y placer fue ver de primera mano aquello que me parecía tan conocido, tan familiar. Y te das cuenta que cuando creces, la vida da vueltas y tu en ella empiezas a vivir lo que antes sólo habías soñado, imaginado y vivido en la gran pantalla o en una pequeña tele de tubo. Empiezas a cruzar charcos, probar continentes, conocer los días y las noches de las grandes capitales, de las míticas rutas, de la Historia del mundo. Y sigues viendo cine, y sigues soñando con él. Y sigues viajando. Y siempre quieres más y más y más....Pero, por suerte, esto sólo acaba de empezar. Esto es sólo el principio de mi viaje......
Esta entrada fue publicada en Reportajes y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a ‘Before…’ Viena, Paris y Grecia

  1. bbecares dijo:

    Es más romántica tu historia, la última, que la de la película !!!!! Me encanta!!!!! Aunque tenías que haberle saludado al italiano!!!

    Pero odio la película. No la he visto pero seguro lo hago. Nos meten esas boberías en la cabeza y llegamos a la vida real y pummm decepción…… ¿no crees?

    Y yo venga a viajar y sólo encuentro europeos que me aburren mientras hablan…… en fin…. ojalá mi vida fuera una película de esas de encontrar amores en mis trenes!!!! Besos preciosa que escribes como los ángeles!!!

    • Lux Lisbon dijo:

      jajajajajaja
      Una prueba que hay cosas que suceden en la realidad como si fueran ficción, pero que no terminan como en la ficción jajajaja lo se, luego me arrepentí de no haberle saludado…pero es que en realidad soy muy muy tímida…y si me hubiera dicho “no me acuerdo” vaya chasco más grande!!!!!

      Ay, lo se, moriré irremediablemente romántica aunque en la realidad lo disimule estoicamente …

      Pero de verdad, mírate las películas, es cine independiente, y no son nada bobas ni facilonas, en absoluto, son bastante atípicas, son muy inteligentes, y claro que habla el amor, pero con mucha más profundidad más allá de la foto y el topicazo…yo ahora le saco lo romántico del asunto, porque el romanticismo que presenta tiene mucha magia y es la sal de la vida, pero son más que eso…. Uno de mis chicos favoritos que este finde hace ya los 40 añicos es muy fan de las pelis, y no es el único que conozco…..

      jajajajaja, bueno, quizás los trenes no estan llenos de Jesses, pero tu me pegas mucho como Céline 😉

      • bbecares dijo:

        A ver si un día la veo. Tengo tantísimas pendientes desde que sigo tu blog.Antes que esta irán todas las árabes y demás que has puesto!!!!! ay ay ay ay. Lo que pasa que soy perezosa para sentarme a ver una peli, vas a tener que venir!!!! hihihih

      • Lux Lisbon dijo:

        Ok, tomo nota que tenemos que vernos para que veas cine, jejeje, a la próxima pasamos mínimo una semana juntas y hacemos noches temáticas de cine….aunque con lo que nos gusta hablar, lo veo difícil jajaja

      • bbecares dijo:

        podemos hablar con la peli de fondo!!!!! jajajjaj igual algún trozo lo pillamos 😀

  2. Eva dijo:

    Jo no vaig veure la primera pel·lícula, però sí la segona (de fet, no sabia que existia una primera pel·lícula!). Recordo que em va agradar, hi ha escenes boniques. Però s’ha de reconèixer que una mica tòpica sí que és…

    La teua història, genial! 😉

    • Lux Lisbon dijo:

      Aprofitaré per remirar-les de nou…la primera es clar no crec que em copsi tant com quan era adolescent, però no és una pel·licula d’adolescents, així que segur m’aporta alguna cosa…
      Evidentment, entenc el tema dels tòpics, suposo que n’hi ha algun, no és un film perfecte ni molt menys, jejeje, a la vegada que les pelis, com els llibres, són o deixen de ser en funció de l’espectador o el lector…

      Per altra banda, els tòpics no deixen de ser llocs comuns, escenes amb qui tothom s’hi pot identificar, i de vegades semblen inevitables a l’hora explicar una historia…..

      jajaja, la meva historia….aquelles coses que diuen “la realitat supera la ficció”…encara que sense el final feliç i tòpic, jeje, que trobaries al cinema jajajaja

  3. plAcido dijo:

    la vida está hecha de encuentros y desencuentros, deseos, anhelos por lo aparentemente imposible, oportunidades perdidas…lamentaciones que no llevan a ningún sitio…
    siempre he sido muy escéptico en cuanto al destino ya escrito, jajaja tampoco creo ni en dios ni en los ovnis,…pero me encanta soñar, y esto inevitablemente me lleva al romanticismo, y qué sería de un romántico sin el encuentro deseado?.
    Hace años te diría que no me interesan estas pelis algo empalagosas, pero la vida te enseña a aceptar lo fortuito como una oportunidad, escrita o no, y que existen y en cantidad, y de alguna manera nuestra aptitud es la que determina lo trascendente que puede ser ese instante….
    dejarse llevar por los acontecimientos, no pretender controlarlo todo, y el camino se irá pintando en el suelo . olvidarnos de prejuicios, no obcecarse en el encuentro, lo que tenga que ser será, y sí, creo que es importante además de estar abierto a todo, sentirnos feliz, seguro alguien percibirá esta felicidad y …
    Creo L & L que el chico italiano no te merecía.
    saludos

    • Lux Lisbon dijo:

      Placido 🙂
      estoy de acuerdo, al fin y al cabo nosotros marcamos nuestro camino con nuestras decisiones, así que decidimos qué tomar o dejar a lo largo de la vida, o como dices tu determinar lo trascendente o no que es un instante, y para nada deberíamos lamentarnos por lo que no sucedió…. El otro día una amiga me escribió “que la vida que nos hemos perdido simplemente no existe” y la encontré realmente inspiradora y la actitud que te hace avanzar.

      Por lo general no soy muy fan del cine romántico, aunque tengo unas cuantas cintas especiales, aunque éstas tienen “chicha y limoná”, porque luego hay un montón de films, la mayoría, llenos de topicazos, incluso de prejuicios sobre el género, o con tesis sobre el amor y las relaciones humanas muy conservadoras, o que fomentan lo que Barbara critica, que muchas mujeres acaben sintiéndose como Madame Bovary y sufriendo por ello.

      Me quedo con éstas palabras tuyas que son un regalo “dejarse llevar por los acontecimientos, no pretender controlarlo todo, y el camino se irá pintando en el suelo . olvidarnos de prejuicios, no obcecarse en el encuentro, lo que tenga que ser será, y sí, creo que es importante además de estar abierto a todo, sentirnos feliz”

      El chico italiano me hizo soñar en su momento, sentirme como la prota de una peli, la de mi vida, así que me llevo eso porque realmente no tiene, ni tuvo, más trascendencia, aunque es vida vivida intensamente y que te hace vibrar. Creo que es importante vibrar en muchos sentidos y en diferentes aspectos de la vida.

      petonets!

  4. plAcido dijo:

    Cuando viajamos, al menos a mí me sucede, solemos sentir una felicidad, en mi caso originada por la libertad que me llena, que nos hace emanar una magia magnética , y no me refiero con ello
    una risa falsa o un desparpajo artificioso, simplemente estás en equilibrio con lo que te rodea y esto se nota. Cada vez oigo hablar más del aspecto intuitivo de las personas y de sus relaciones, incluso dándole más importancia que al racional.
    Lógicamente esta libertad es mucho mayor cuando se es joven, sin responsabilidades, que cuando éstas te esclavizan.
    De la época de adolescentes todos todas tenemos nuestros nuestras italianos.
    y nos hemos sentido protagonistas de nuestras pelis personales.
    Atesoramos esas vivencias como parte indeleble a nuestras personas, guardamos paraísos
    lejanos a donde nos fugamos cuando la realidad nos oprime, soy un especialista en volar….
    durante años volaba a una playa perdida en el Peloponeso griego, a donde llegué en coche allá por los últimos ochenta, solo un edificio que hacia de bar para los chavales de un pueblo cercano, allí una camarera , una de las chicas del pueblo, que ni idea de inglés, recuerdo que al despedirme cogí un billete de pocos dracmas, pinté un corazón , lo rompí y le di la mitad …
    luego nos escribimos ( a ella le ayudaba una amiga), empezó a estudiar en Atenas, y sus padres no veían bien que me escribiese…en fin historias. pasaron los años un día encontré el medio billete, las cartas y en un arrebato anti-yo los quemé.
    Ahora vuelo al desierto, me temo que la playa ya no sea la misma, tampoco yo lo soy.

    • Lux Lisbon dijo:

      Que historia más chula, una camarera griega, correspondencia auténtica como la de antes, en papel de puño y letra…porque quemaste estos recuerdos?

      Sube a la duna más alta a ver el atardecer a mi salud 🙂

  5. plAcido dijo:

    me temo que por este mes volaré en sueños a la duna, pero igualmente lo haré a tu salud.
    En casa de mis padres aun queda un cajón lleno de cartas de aquellos años, era realmente prolijo. Pero no existían las facilidades de hoy, con el móvil y los mails, para organizar encuentros.
    Durante aquellos viajes hubo varias citas concertadas para días después en algún lugar determinado, pero cuando viajaba de mochilero era difícil cumplir fechas, y gente interesante desapareció sin dejar rastro.
    creo recordar que en cada trozo de billetes escribimos nuestro nombre, todo muy cinematográfico, pero si lo veo en una película pienso que qué ridiculez.
    Cuando se es feliz se hacen cosas extrañas, además ves la belleza por doquier.
    Tengo todo un arsenal de encuentros y desencuentros, por el Nilo, o en taxi compartido volviendo de Petra al Cairo, (ahí intimé con una chica judía ).. ..era difícil seguirse la pista , pero quedan los recuerdos, y lo que pudo ser que no fue, pero la vida continuó y continua con nuevas emociones.

    • Lux Lisbon dijo:

      Eso acaba pasando..en los encuentros todo es muy intenso pero luego a veces se pierde y sólo queda el recuerdo….pero que bonitos recuerdos, y aunque digas que te parezca ridículo algo, no lo es, son momentos dulces y únicos y mágicos, aunque sean instantes, prueba de haber vivido….no se yo lo veo así, incluso cuando me llega años después la melancolia del recuerdo, creo en “pues que me quiten lo bailao oye” 🙂

  6. Pingback: El anochecer del amor….necesario? | La Turista Accidental

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s