Ni pasión y casi que ni turca

Yo que soy una enamorada de Marruecos y de los hombres más morenos de lo habitual, siempre me decían: oye, mírate la Pasión turca (Vicente Aranda, 1994). Yo les decía que qué tenía que ver Marruecos con Turquía, a lo que contestaban “pero si es casi lo mismo”. Que fácil es simplificar las cosas, en distancia es como si a un español se lo comparan con un ruso o un balcánico (a lo segundo creo que no somos tan distintos, por ser mediterráneos).

Y así me decidí.

Lo primero que pensé: lleno de tópicos. Ama de casa descontenta de su marido de viaje a un país exótico se enrolla con el guía. Sucede, no digo que no, pero no tanto como nos han hecho creer. O no más que un rollo de una noche en una discoteca, por supuesto.

Lo segundo: que bochornoso para mis amigos turcos (pobrecitos) que se pinte al protagonista como posible representante de un hombre turco. Un imbécil como los que hay en todos los países y culturas. Lo único que ellos quizás valorarían son sus aparentes dotes amatorias, que enganchan a la protagonista, y quizás no porque sea un crack, sino porque el marido o su vida es sexualmente insatisfactoria.

Y finalmente pensé: es una película sobre una relación insana entre dos personas, de enganche sexual, de trato lleno de sadismo, desprecio y degradación. Una pasión que no es ni pasión, sino vínculo enfermizo. Un descenso a los infiernos como cualquier otro. Un amor que mata, y en ese caso con artillería procedente de ambos bandos.

En definitiva: la relación de los protagonistas que es el eje del film es posible en cualquier cultura y que de turco sólo tiene por lo exótico que suena. La culpa no es tanto del director como de Antonio Gala y su obra, de mucho escándalo y pocas nueces.

Pero es ideal. Funciona bien una ambientación “a la turca” para así ponerse a lo grande con el topicazo del hombre apuesto y moreno, entre velos, música de procedencia árabe, te moruno, Estambul (que ganas tengo de ir allí! Creo que es la tercera o cuarta vez que lo digo ya en un post!). Eso sirve, si señor, y un psicólogo diría que es ideal porque se comparte como fantasía universal. Lo exótico, desconocido y diferente, y muy especialmente lo que puede representar el universo árabe, las Mil y una noches.

Atrás queda cualquier profundización sobre las posibles diferencias culturales, sobre la experiencia de la ciudad en si, que queda difuminada y que aparece sólo a retazos, como si fuera casi en si misma un decorado teatral, y el piso en que la protagonista pasa horas y horas aburrida parece muchas veces un videoclip de una posible Madonna a la turca.

Se nota que estoy algo enfadada, pero es que se entiende cuando esperaba que fuera algo con más contenido, más “chicha” y me encuentro con eso. No digo que no enganche y como trabajo psicológico de los personajes es interesante, pero no es un film especial, que te llegue al alma, de aquéllos que te traslada en algún lugar en un viaje. Así que ni es pasión y casi que ni turca.

La pasión turca (Vicente Aranda) película completa

Anuncios

Acerca de Lux Lisbon

Desde pequeña fui una hormiguita del coleccionar Fotogramas y películas. Recortar y clasificar por actores, actrices, directores...y grabar películas. Llegué a superar las 600 cintas de VHS con lo que, grabando dos películas por cinta sin cortes publicitarios, debí contar con un patrimonio de unos 1200 films, que ahora van llenándose de polvo en un rincón. Pero que cifra más alta me pareció esa! Y cuánto cine miré y remiré. Luego, con la edad, por fin salí de mi cascarón de cintas, archivadores y maratones cinéfilas a través de las que soñaba y viajaba a otras partes del mundo. Pero por fin, llegaba el momento de ver mundo, el mundo de verdad. Qué gozo y placer fue ver de primera mano aquello que me parecía tan conocido, tan familiar. Y te das cuenta que cuando creces, la vida da vueltas y tu en ella empiezas a vivir lo que antes sólo habías soñado, imaginado y vivido en la gran pantalla o en una pequeña tele de tubo. Empiezas a cruzar charcos, probar continentes, conocer los días y las noches de las grandes capitales, de las míticas rutas, de la Historia del mundo. Y sigues viendo cine, y sigues soñando con él. Y sigues viajando. Y siempre quieres más y más y más....Pero, por suerte, esto sólo acaba de empezar. Esto es sólo el principio de mi viaje......
Esta entrada fue publicada en Reseñas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

17 respuestas a Ni pasión y casi que ni turca

  1. Bertika dijo:

    Esta película es un gran ejemplo de que “el libro era mucho mejor” 😉
    A mi me dejó más bien fria: le quitas el morbo y los souvenirs y poco queda.
    Un abrazo!

    • Lux Lisbon dijo:

      Aix, entonces me recomiendas el libro? es que de verdad, el film me decepcionó bastante…por no decir mucho.
      un abrazo i bon cap de setmana!

      • Bertika dijo:

        Pues, que no sirva de precedente, pero creo que no merece la pena que te leas el libro, la vida es corta, ya has visto la película y el libro te aportará matices nuevos, pero no lo vas a disfrutar con la cara de Ana Belén rondando por tu mente 😉

        Creo que me apuntaria al carro de Plácido y vería Hammam…

      • Lux Lisbon dijo:

        Ok, tomo nota…tampoco tengo demasiadas buenas referencias de Antonio Gala, a mis padres les aburre su literatura jeje. Por cierto, estoy a medias con Dimelo con un tango y me tiene enganchada, me ha sorprendido gratamente. Josep Piera, por su lado, me hace ir más lenta…voy leyendo a ratos sus “seducciones”, lo bueno es que es tan contemplativa y de sensaciones que eso, la saboreo de vez en cuando, jeje…
        Si si, seguiré el consejo de Placido 🙂

      • Bertika dijo:

        Pues coincidimos: Gala aburre; Dimelo con un Tango engancha y Piera, seduce, como no podría ser de otra manera.
        Yo estoy con “León el Africano”… muuuuuuuy lenta porque lo estoy leyendo en francés y, a mi nivel, eso es puro sacrifio. Pero estoy fascinada. Por fin, Maalouf y yo congeniamos para siempre 😉

      • Lux Lisbon dijo:

        Bieeeen, como me alegro…. la próxima, en su traducción al catalan te recomiendo “El periple de Bladassarre” y a poder ser de vacaciones de verano 😉 y como ensayo, Las identidades asesinas (o Identitats que maten) …genial 🙂

  2. plAcido dijo:

    L. L. tienes toda la razón. Creo recordar que hace años vi la peli en la tele y toda ella me pareció muy forzada; en cambio, recuerdo como una gran película “Hammam” o algo parecido (ambientada en Estambul) tampoco recuerdo bien la trama, pero aún siento lo mucho que me gustó.
    saludos

    • Lux Lisbon dijo:

      Es como si estuviera vacía….como si le faltara “alma”.
      Apunto Hammam…he buscado por internet i he encontrado las referencias. La voy a ver y compartimos sensaciones.

      Un abrazo!

  3. plAcido dijo:

    ..y para preparar el viaje a Estambul, lee a Orhan Pamuk, sobretodo “Estambul.Ciudad y recuerdos”

  4. bbecares dijo:

    Jajjajajajaa no me compares a un español con un balcánico!!!!

    • Lux Lisbon dijo:

      jajajaja, válgame Dios, que sacrilegio, nunca lo haría 😛 he podido comprovar que no son lo mismo jajajaja

      • bbecares dijo:

        no me llegó la respuesta a tus comentarios. No entiendo wordpress!!!!!!! No son lo mismo. Los balcánicos tienen su puntito, pero los españoles son más fieles!!

      • Lux Lisbon dijo:

        Katastrofa! jajajaja sólo era un ejemplo que hace referencia a poner vastas zonas de territorio bajo un mismo pensamiento o cultura o estilo. Los vietnamitas no son como los chinos, aunque pueda mezclartelos por mi desconocimiento sobre Asia, jejeje, ni los turcos a los marroquies, como tampoco los balcánicos a los españoles….aunque algo en comun podamos compartir por proximidad al Mediterráneo. Quizás todos, turcos, españoles, balcánicos y marroquíes compartamos más de lo que verdaderamente somos conscientes.

      • bbecares dijo:

        Si somos mas carinosos y fiesteros…. el tema hombres… pues les veo diferencias jejeje. katastrofaaaaa el wordpress

  5. bbecares dijo:

    Nunca la vi entera pero me encantaria vivir una ‘pasion turca’. no tanto como lo de esta mujer que acaba casi mal de la cabeza. Y xq yo no aguantaría tanta tontería más de dos días seguidos porque me saldría mi ‘mal humor’ o ‘veneno’ como lo llamo yo… pero tb esta bien que a veces alguien fuera capaz de hacerme perder la cabeza un poco, algo que no creo que me pueda pasar por amor!! 🙂

    • Lux Lisbon dijo:

      BB, si la ves entera (por lo que dices, debes haber visto como yo hasta hace poco, dos o tres escenas míticas, como la del autocar, por ejemplo) pues ya verás que todo lo que te imaginabas sobre ella es un mito….aquello no es amor, es reacción a una vida insatisfecha y llena de frustraciones….y el perder la cabeza es más por una enfermiza idea de nuestro imaginario cultural que simplificando dice que quién más te quiere más te hará sufrir, de tener a un macho virilmente primitivo y dominante en todo su esplendor es lo mejor que le puede pasar a una mujer….un sinvivir vaya que se pasa de rosca para mi gusto…o quizás no tenia un dia demasiado receptiva…o estaba muy enfadada por meter a todos los hombres árabomusulmanes en el mismo saco…lo dicho, igualito que comparar un struguense con un asturianu, jajajaja si veo que alguien como este energúmeno te hace perder la cabeza te voy a tirar de las orejas chavalina…. 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s