On the road

A veces creo que cierto retroceso al puritanismo y a la homogenización de la sociedad norteamericana de la última década, lleva a algunos artistas a mirar a una generación de intelectuales libres y abiertos, que se atrevieron a romper moldes y reglas de un sistema que les parecía anticuado, rígido e injusto.

Fue la generación beat, el movimiento de contracultura (o cultura fuera del establishment) americana de los años 50 que sudó (se evadió, drogó, folló, protestó…), sin rendirse, frente a la sociedad asfixiante de la época, capaces de romper con el status quo. De hecho, gracias a estas almas libres, o sin ellos, el movimiento hippy no hubiera sido posible, pues su oda a la liberación espiritual influenció posteriormente en la lucha por los derechos civiles y de libertades (sexual, de la mujer, racial…) de los años 60 y 70 del siglo XX. Y ahora, empezando la segunda década del XXI, la Beat Generation vuelve a interesar.

Cineastas llevan sus vidas al celuloide y los editores reeditan nuevamente sus obras, en las zonas destacadas de la librería, con lo que está claro que su esencia revolucionaria está ya perfectamente anclada al sistema. No obstante, y a pesar de formar parte de la cultura de masas, como lo podría estar el Che, Emiliano Zapata, o The Doors, y del gusto yanqui para los biopics, quizás, sólo quizás, una parte de la Norteamérica de hoy eche de menos un poco del aire fresco, reivindicativo, auténtico y atrevido de Ginsberg, Cassady, Burroughs o Kerouac?

Hace dos años, Rob Epstein y Jeffrey Friedman llevaron nuestras pantallas la interesante Howl, un film centrado en la vida (y homosexualidad) de Allen Ginsberg, y en su polémico poema “Aullido”, publicado al 1957, que lo llevó hasta los tribunales, acusado de “obsceno”.

Y ahora, a principios de 2013, se estrenará On the Road (En el Camino) de Walter Selles, sobre el libro homónimo y autobiográfico de Jack Kerouac. Aunque fue tibiamente acogida en el pasado festival de Cannes (llovieron críticas de distinta índole), tengo ganas de hacer este viaje, a ruedas de esta road-movie, bañada de jazz, sudor, largas carreteras e inquietas hormonas de estos jóvenes de espíritu libre, por toda América. Como una bocanada de aire fresco.

Nota:
Hollywood se ahoga a veces en los mismos patrones: los malos, gánsteres, asesinos, psicópatas y monstruos, o el buenismo edulcorado que parece sacado de un decorado entre el Show de Truman y la factoría Disney. Por eso cuando algo sale de este decorado, algo resulta auténtico y especial. Y aunque Hollywood siga rindiéndose al dinero (Hollywood es, ante todo, un negocio regido por las leyes del capitalismo), y colocando a sus cachorros de moda cmo gancho comercial (Kristen Stewart en On the road, por ejemplo), y procurando no fastidiar demasiado al Tea Party, son perfectamente capaces de crear algunos films interesantes. Algunas incluso recuerdan a la mejor época outsider de los años 70 del siglo XX, propuestas verdaderamente evocadoras, rompedoras e innovadoras. No obstante, la recuperación de la generación beat y de la América de mitades del siglo XX no tiene que ver tanto con la calidad cinematográfica, sino simplemente recordar a los siempre atractivos transgresores y homenajear a estos pioneros, auténticos granos en el culo de las cabezas bienpensantes de la época

Anuncios

Acerca de Lux Lisbon

Desde pequeña fui una hormiguita del coleccionar Fotogramas y películas. Recortar y clasificar por actores, actrices, directores...y grabar películas. Llegué a superar las 600 cintas de VHS con lo que, grabando dos películas por cinta sin cortes publicitarios, debí contar con un patrimonio de unos 1200 films, que ahora van llenándose de polvo en un rincón. Pero que cifra más alta me pareció esa! Y cuánto cine miré y remiré. Luego, con la edad, por fin salí de mi cascarón de cintas, archivadores y maratones cinéfilas a través de las que soñaba y viajaba a otras partes del mundo. Pero por fin, llegaba el momento de ver mundo, el mundo de verdad. Qué gozo y placer fue ver de primera mano aquello que me parecía tan conocido, tan familiar. Y te das cuenta que cuando creces, la vida da vueltas y tu en ella empiezas a vivir lo que antes sólo habías soñado, imaginado y vivido en la gran pantalla o en una pequeña tele de tubo. Empiezas a cruzar charcos, probar continentes, conocer los días y las noches de las grandes capitales, de las míticas rutas, de la Historia del mundo. Y sigues viendo cine, y sigues soñando con él. Y sigues viajando. Y siempre quieres más y más y más....Pero, por suerte, esto sólo acaba de empezar. Esto es sólo el principio de mi viaje......
Esta entrada fue publicada en Miscelánea, Reportajes y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a On the road

  1. Plácido dijo:

    De nuevo das en clavo, amiga L.L., el complejo y apabullante s.xx se inició con un culto desmedido hacia los mayores, todo joven para ser aceptado en la sociedad inevitablemnte tenía que actuar, pensar, vestir como los señorones y señoronas ancianos, de otra manera, jamás sería bien visto. La Gran Guerra, además de la desaparición de los viejos imperios , suposo un inicio de desacralización del mundo adulto, que se continua en los 50 con la Beat Generation, chicos cuya prioridad no es graduarse en una prestigiosa universidad, sino vivir adquiriendo experiencias, sentirse libres y no condicionados por los restrictivos tabúes sociales.
    Jack Kerouac siempre tuvo claro que quería se escritor, y que para ello su vida sería la mejor fuente de inspiración. Personalmente me decanto más por “Los vagabundos del dharma” que por “On the road”, libro este último que a pesar de los intentos siempre me cansó, aunque me parece que puede dar mucho de sí en una peli.
    un abrazo.

  2. Lux Lisbon dijo:

    Hola Placido!
    Anoto sugerencia con Los vagabundos del Dharma!!!!!
    la peli probablemente lo que no me pegan mucho son los actores…pero tengo que verlo todavia, a ver que resultado, quizás me sorprenda….
    un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s