Una jornada particular en Roma….y casi sin Roma…

“La vida está llena de momentos en los que es necesario reír sin motivo, como un estornudo……”

Así se disculpa Gabriele (Marcello Mastroianni) delante de Antonnietta (Sofia Loren) cuando la conoce por primera vez en Una jornada particular (Ettore Scola, 1977), cuando, nervioso por cierta excitación, no puede reprimir una carcajada.

El film, situado en Roma, no nos propone ningún viaje. Roma casi ni se ve, sólo a través de antiguas películas que documentan la visita de Hitler a la capital italiana de Moussolini que tiene lugar aquel día (8 de mayo de 1938), como gran acontecimiento de una Italia bajo el fascio. Un acontecimiento que, a lo largo de todo el film, sirve de banda sonora: de principio a fin, una voz a lo “nodo” de la radio narra, con todo lujo de detalles, el desfile militar y el encuentro entre los dos dictadores…

Pero el film no se aprovecha de lucir Roma en ningún momento. Sólo nos muestra algunos patios desde la azotea, o un patio interior por el que se accede a las viviendas. Y dos apartamentos.

Es un film intimista que se centra en la relación que se establece durante todo un día entre dos personajes. Una ama de casa, un locutor de radio en paro, en un bloque de pisos….encerrados como pájaros en una jaula (sus apartamentos, sus vidas), oprimidos, vacíos…..Antonietta, madre de seis hijos con un marido fascista, déspota, irritable, que la infravalora y la desprecia por analfabeta….Gabriele, un locutor de radio en paro, por sus ideas políticas, por…..criticado por una portera bigotuda.

Y se encuentran, y se entretienen, y pasan el tiempo juntos, tiempo de calidad, descubriendo que juntos ya no están solos como en sus mundos….. dos almas solitarias que se escuchan, se comprenden, se acompañan…. que se ilusionan el uno con el otro, que encuentran en el otro la ternura y la comprensión que su mundo les niega…

Una ama de casa, un locutor de radio en paro…y una historia intimista, intensa, tierna, desgarradora…..y con sorpresa, varias sorpresas…..y por encima de todo, un tono sorprendentemente progresista, osado, avanzado, inteligente….una delicia….

Anuncios

Acerca de Lux Lisbon

Desde pequeña fui una hormiguita del coleccionar Fotogramas y películas. Recortar y clasificar por actores, actrices, directores...y grabar películas. Llegué a superar las 600 cintas de VHS con lo que, grabando dos películas por cinta sin cortes publicitarios, debí contar con un patrimonio de unos 1200 films, que ahora van llenándose de polvo en un rincón. Pero que cifra más alta me pareció esa! Y cuánto cine miré y remiré. Luego, con la edad, por fin salí de mi cascarón de cintas, archivadores y maratones cinéfilas a través de las que soñaba y viajaba a otras partes del mundo. Pero por fin, llegaba el momento de ver mundo, el mundo de verdad. Qué gozo y placer fue ver de primera mano aquello que me parecía tan conocido, tan familiar. Y te das cuenta que cuando creces, la vida da vueltas y tu en ella empiezas a vivir lo que antes sólo habías soñado, imaginado y vivido en la gran pantalla o en una pequeña tele de tubo. Empiezas a cruzar charcos, probar continentes, conocer los días y las noches de las grandes capitales, de las míticas rutas, de la Historia del mundo. Y sigues viendo cine, y sigues soñando con él. Y sigues viajando. Y siempre quieres más y más y más....Pero, por suerte, esto sólo acaba de empezar. Esto es sólo el principio de mi viaje......
Esta entrada fue publicada en Reseñas y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Una jornada particular en Roma….y casi sin Roma…

  1. Plácido dijo:

    Roma de los eternos espacios abiertos, hedonista, lujuriosa, evocadora de mil historias felices….
    pero la realidad nada tiene que ver con la idea que desde fuera se tiene de un lugar, de cualquier lugar. Hay miserias y alegrías, amargura y felicidad, habitantes de todo tipo que ni de lejos viven la ciudad de ensueño que buscan los turistas.
    feliz día L.L.

    • Lux Lisbon dijo:

      Gracias Placido!!!!
      completamente de acuerdo,Roma, luminosa, victoriosa, maravillosa, exquisita…que recuerdos me traen…pero a pesar de esta fachada, en el interior, hay almas que sufren….verdaderamente me cautivó el contraste y la intensa historia en un sólo dia….y me fascinó Mastroianni….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s