Descubriendo Macedonia

Improvisar en la vida te lleva, en su mayoría, a grandes sorpresas, deliciosamente gratificantes. Eso fue lo que me pasó este verano. Un viaje inesperado a Macedonia, decidido en menos de 24 horas, me llevó a un país que no sabía ni colocar en el mapa y que lo que más me sonaba era por ser la cuna de Alejandro Magno (para no ofender a los griegos, diré que formaba parte de la histórica Macedonia junto con Grecia) y llevar el nombre de un postre frutal muy nuestro, una broma que todo el mundo ha acabado haciéndome y que ya aclaro que no tiene ninguna relación más que pura coincidencia.

Mi contacto con este pequeño país de poco más de 2 millones de habitantes y que puedes cruzar en sólo cinco horas fue de lo más delicioso. Algunos amigos la llaman la Toscana de los Balcanes, medio en broma, por supuesto, pues la arquitectura comunista, vestigio de su pasado yugoslavo,  no es de lo más bonito precisamente. Aunque quizás el transcurrir pausado y agradable, su clima mediterráneo, sus infinitos campos de viñedos, su gente amable y sonriente, su espectacular gastronomía, hacen que esa idea cada vez suene menos descabellada.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Y ahora voy a hablar de su cine, algo desconocido, incluso por mí. Por un lado, en mi estancia allí pude visionar la violenta y extraña Cenizas y pólvora (2001) dirigida por el director macedonio más exportable, Milcho Manchevski, aunque con capital y actores británicos. Historias en tiempos distintas, una de ellas, parecido a un western algo absurdo, quizás algo vacío aunque estéticamente especial, que narra un incómodo triangulo amoroso con los conflictos entre el imperio otomano y los eslavos macedonios de finales del siglo XIX como telón de fondo.

No obstante, Manchevski tiene Before de rain (1994), su aclamado film con el que tengo ganas de tropezarme los próximos días y con el cual voy a empezar mi maratón de cine macedonio. Llamadme obsesiva, pero creo que es una buena manera de conocer más el país, de descubrir un cine que no nos llega. Sé todo sobre Nueva York, aunque casi no sé nada sobre este pequeño paraíso balcánico.

Un chico macedonio me recomendó que viera su peli favorita, Tetoviranje (Tatoo) de Stole Popov (1991), por su ácido sentido del humor y su crítica a la burocracia, a la censura, y a sus “errores”. Esta será la primera de la lista, seguida de la comedia  negra Bal-Can-Can (Darko Mitrevski, 2005); el drama postsoviético de Soy de Titov Veles  (Teona Strugar Mitevska , 2007) o Mirage (Svetozar Ristovski, 2004).

Me encanta cuando hay todo un mundo nuevo por descubrir y parece estar relleno de dulce miel….

Anuncios

Acerca de Lux Lisbon

Desde pequeña fui una hormiguita del coleccionar Fotogramas y películas. Recortar y clasificar por actores, actrices, directores...y grabar películas. Llegué a superar las 600 cintas de VHS con lo que, grabando dos películas por cinta sin cortes publicitarios, debí contar con un patrimonio de unos 1200 films, que ahora van llenándose de polvo en un rincón. Pero que cifra más alta me pareció esa! Y cuánto cine miré y remiré. Luego, con la edad, por fin salí de mi cascarón de cintas, archivadores y maratones cinéfilas a través de las que soñaba y viajaba a otras partes del mundo. Pero por fin, llegaba el momento de ver mundo, el mundo de verdad. Qué gozo y placer fue ver de primera mano aquello que me parecía tan conocido, tan familiar. Y te das cuenta que cuando creces, la vida da vueltas y tu en ella empiezas a vivir lo que antes sólo habías soñado, imaginado y vivido en la gran pantalla o en una pequeña tele de tubo. Empiezas a cruzar charcos, probar continentes, conocer los días y las noches de las grandes capitales, de las míticas rutas, de la Historia del mundo. Y sigues viendo cine, y sigues soñando con él. Y sigues viajando. Y siempre quieres más y más y más....Pero, por suerte, esto sólo acaba de empezar. Esto es sólo el principio de mi viaje......
Esta entrada fue publicada en Miscelánea, Reportajes y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Descubriendo Macedonia

  1. Plácido dijo:

    es uno de los encantos de los viajes sorpresas, no te da tiempo a preparte el viaje ni a saturarte de información que te impide luego sentir el país como totalemnte nuevo y sorpresivo, al fin y al cabo, es como ir al cine a ver una película de la que nada sabes, un placer si al final la dicha es buena, y generalmente quedan ganas de volver al país y de ver de nuevo la peli.
    un abrazo

  2. Lux Lisbon dijo:

    Completamente de acuerdo mi amigo, como tal tabula rasa descubres algo, una magia, un canto, un paisaje, una sonrisa, una brisa…..que nunca hubieras imaginado
    sin expectativas, grata sorpresa, y ganas de saber máaaasssssss

  3. bbecares dijo:

    Ayyy no había visto este post. En verano casi que pasé de todo lo que tuviera que ver con los blogs.

    Me alegro que te encantara Macedonia. No sé qué tiene pero para mí no hay mejor país en toda Europa (llámame exagerada pero así es) y lo de que los bloques de cemento o también llamados edificios comunistas no son bonitos, te lo discuto. Tienen taaaaanto encanto…. o será que para mí todo en Macedonia tiene encanto? jajaja

    Viste before the rain? te gustó?? Y de las otras que mencionas cuál recomendarías??? Creo que te hablé de una que se llama Kino Komunsita que a mí me encanta. Deberías verla xq explican muy bien el sentimiento balcánico del ‘nema problema’.

    • Lux Lisbon dijo:

      jajajaja, bueno va, acepto que los edificios comunistas tiene su encanto, como sus canteras de marmol, los campos de viñedo, y los coches de los 80 🙂
      El problema es que algunas de las que me recomendó Zoran, el dia que estaba enfadadísimo porque nos pasaron Cenizas y Polvora y no otras que eran muy significativas y más auténtica, pues no las he encontrado subtituladas en español y estoy esperando que un amigo muy cinéfilo me las pase…..si sabes de ellas, dimelas, porque quiero ver la de Tito y la de Bel-Can-Can….voy a buscar esta de Kino Komunista!!!!! claro, jajaja, nema problema

      • bbecares dijo:

        Yo es que como soy una ignorante de pelis, que yo recuerde,de Macedonia, sólo he visto dos y las dos de Milco Mancevski y con subtítulos en inglés.

        Pero la de Kino Komunista no la puedes perder :DD

      • Lux Lisbon dijo:

        Pero que dices!!!! mira, ya has visto más que yo…para mi el cine macedonio era como el triangulo de las bermudas!

      • bbecares dijo:

        Hombre, viví en Macedonia y ví dos!!!!! Jajaja y una xq me la ponían en un festival de cine donde era voluntaria!!!! No tiene mérito!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s