De Kenya a Hiroshima

No tienen nada que ver, pero una evoca a la otra.

Cuando los protagonistas de este film  alemán, En un lugar de África (Caroline Link 2001), una família de judíos víctimas de la persecución nazi y ahora refugiados en Kenya, todavía colonia británica, acaban de hacer maravillosamente el amor recuerdan su trágica experiencia durante la guerra, los nazis, el holocausto, el horror, entre sabanas. Él sentado, ella tumbada en la cama, lloran y evocan como poesia de la mente su tragedia.

Hiroshima mon amour (Alain Resnais, 1959). Hiroshima de postguerra. Una bella actriz francesa le explica a su amante japonés su relación con un soldado alemán en la Francia ocupada por los nazis, mientras Lui, el joven nipon sin nombre, recuerda cuando cayó la bomba y arrasó con todo. A veces, tambien entre sabanas, rozando sus cuerpos desnudos, lloran y recuerdan el horror vivido y marca inborrable de su memoria.

La memoria desde el exilio, la memoria entre personas heridas. Una me ha llevado a rememorar la otra a pesar de no tener, aparentemente, nada que ver. Sólo dolorosos recuerdos, heridas abiertas, la pesada mochila del recuerdo en un mundo que les fue hostil.

Hoy he viajado de Kenya a Hiroshima.

(no he podido encontrar las susodichas escenas…así que os invito a verlas enteras)

Anuncios

Acerca de Lux Lisbon

Desde pequeña fui una hormiguita del coleccionar Fotogramas y películas. Recortar y clasificar por actores, actrices, directores...y grabar películas. Llegué a superar las 600 cintas de VHS con lo que, grabando dos películas por cinta sin cortes publicitarios, debí contar con un patrimonio de unos 1200 films, que ahora van llenándose de polvo en un rincón. Pero que cifra más alta me pareció esa! Y cuánto cine miré y remiré. Luego, con la edad, por fin salí de mi cascarón de cintas, archivadores y maratones cinéfilas a través de las que soñaba y viajaba a otras partes del mundo. Pero por fin, llegaba el momento de ver mundo, el mundo de verdad. Qué gozo y placer fue ver de primera mano aquello que me parecía tan conocido, tan familiar. Y te das cuenta que cuando creces, la vida da vueltas y tu en ella empiezas a vivir lo que antes sólo habías soñado, imaginado y vivido en la gran pantalla o en una pequeña tele de tubo. Empiezas a cruzar charcos, probar continentes, conocer los días y las noches de las grandes capitales, de las míticas rutas, de la Historia del mundo. Y sigues viendo cine, y sigues soñando con él. Y sigues viajando. Y siempre quieres más y más y más....Pero, por suerte, esto sólo acaba de empezar. Esto es sólo el principio de mi viaje......
Esta entrada fue publicada en Miscelánea, Vídeos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a De Kenya a Hiroshima

  1. Plácido dijo:

    enhorabuena por tus evocaciones, el alma humana no entiende de épocas ni culturas cuando ha padecido lo indecible por la barbarie, y necesita desnudarse ante el amante para poder entregarse con total plenitud, y así creer que un futuro nuevo y dichoso es posible.

  2. Lux Lisbon dijo:

    Mil gracias Plácido! me encanta que me leas! Pues ahora que lo desgranas y vas más allá, tienes razón en lo del amante como forma de despojarse de los demonios, de hacer catarsis, para sacarse de encima la barbarie y afrontar de nuevo el devenir con esperanza….me pareció curioso que ambos films, a pesar de no tener nada que ver uno con el otro, llegaran a una situación o escena similar….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s