Primavera (árabe y femenina)

En el aniversario de la llamada ‘Primavera árabe’, un termino acuñado hace un año pero menos aceptado ahora por los politólogos y especialistas en historia de Oriente Próximo y norte de África (por lo que pareció pero finalmente no fue…o no del todo), me viene como anillo al dedo recordar el cine que se hace en muchos de estos países, aunque todavía es poca la producción cinematogràfica y es difícil de tratar en bloque como lo sería hablar de ‘cine europeo’ un término demasiado ámplio para las diferencias que puede contener.

Por este motivo, rizo el rizo y me desvío, aprovechando el artículo sobre las jóvenes violadas y obligadas a casarse con su agresor de un blog que sigo fervientemente. En él se cita a un grupo de realizadoras árabes que en las últimas décadas han retratado la violencia contra las mujeres en sus films: las libanesas Nadine Labaki (de la que ya hablé en un artículo), Susan Youssef y Danielle Arbid, la egipcia Inès Al-Dighidy, las tunecinas Moufida Tlatli, Salma Baccar y Nadia El Fani, la argelina Assia Djebbar y la marroquíes Izza Genini y Farida Belyazid, entre otras.

Simplemente recordar el papel de las mujeres en estas revoluciones, lo que les queda por vivir, y admirar una vez más que un grupo de ellas se atreva a contar historias en sus películas a pesar de las dificultades que deben tener, doblemente, por hacer cine y ser mujeres. (Y añado que he sudado la gota gorda para encontrar algunas muestras en youtube….)

Otra recomendación….

Anuncios

Acerca de Lux Lisbon

Desde pequeña fui una hormiguita del coleccionar Fotogramas y películas. Recortar y clasificar por actores, actrices, directores...y grabar películas. Llegué a superar las 600 cintas de VHS con lo que, grabando dos películas por cinta sin cortes publicitarios, debí contar con un patrimonio de unos 1200 films, que ahora van llenándose de polvo en un rincón. Pero que cifra más alta me pareció esa! Y cuánto cine miré y remiré. Luego, con la edad, por fin salí de mi cascarón de cintas, archivadores y maratones cinéfilas a través de las que soñaba y viajaba a otras partes del mundo. Pero por fin, llegaba el momento de ver mundo, el mundo de verdad. Qué gozo y placer fue ver de primera mano aquello que me parecía tan conocido, tan familiar. Y te das cuenta que cuando creces, la vida da vueltas y tu en ella empiezas a vivir lo que antes sólo habías soñado, imaginado y vivido en la gran pantalla o en una pequeña tele de tubo. Empiezas a cruzar charcos, probar continentes, conocer los días y las noches de las grandes capitales, de las míticas rutas, de la Historia del mundo. Y sigues viendo cine, y sigues soñando con él. Y sigues viajando. Y siempre quieres más y más y más....Pero, por suerte, esto sólo acaba de empezar. Esto es sólo el principio de mi viaje......
Esta entrada fue publicada en Miscelánea, Notícias y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s