Cada cuatro minutos…

Leía hoy en la prensa: cada cuatro minutos una niña sufre ablación genital en el mundo….

Y pensé en Mooladé (Ousman Sembene, 2003) en su fuerza, en su entereza, en su atrevimiento y en su necesidad. Sobretodo en su necesidad. Cine necesario, cine hecho por y para las mismas comunidades africanas, buscando un razonamiento distinto. Porque da igual que el director sea senegalés, y que el pueblo africano del film pueda ser en Senegal, Burkina Faso, Mali o Sudan, incluso que el lenguaje que utilice sea lo más distinto. Lo importante es que desde dentro, alguien sea capaz de mostrar semejante atrocidad persistente y arraigado a las tradiciones más antiguas de algunos de estos países. La ablación genital femenina…incluso cuesta decirlo sin encontrarlo terriblemente horroroso….

Leía hoy en la prensa, y me estremecía, y me golpeaba las sienes sólo de imaginar el sinsentido. No es una cuestión religiosa, no es una cuestión de lógica más allá del dominio enfermizo sobre la mujer, sobre su integridad física, sobre su placer. Porque aquí está la maldad, que el ser humano, que el hombre, pero incluso las madres, las hermanas que mantienen esta tradición pasando de antiguas víctimas a nuevos verdugos, sea capaz de infringir un daño físico, pero tambien psicológico, que tenga por único objetivo eliminar el placer, el gozo, el sentir.

Para mí, este es un viaje a uno de los (entre las miles, tengo que decirlo) horrores que pueblan nuestro mundo.

Más información sobre Mooladé

Anuncios

Acerca de Lux Lisbon

Desde pequeña fui una hormiguita del coleccionar Fotogramas y películas. Recortar y clasificar por actores, actrices, directores...y grabar películas. Llegué a superar las 600 cintas de VHS con lo que, grabando dos películas por cinta sin cortes publicitarios, debí contar con un patrimonio de unos 1200 films, que ahora van llenándose de polvo en un rincón. Pero que cifra más alta me pareció esa! Y cuánto cine miré y remiré. Luego, con la edad, por fin salí de mi cascarón de cintas, archivadores y maratones cinéfilas a través de las que soñaba y viajaba a otras partes del mundo. Pero por fin, llegaba el momento de ver mundo, el mundo de verdad. Qué gozo y placer fue ver de primera mano aquello que me parecía tan conocido, tan familiar. Y te das cuenta que cuando creces, la vida da vueltas y tu en ella empiezas a vivir lo que antes sólo habías soñado, imaginado y vivido en la gran pantalla o en una pequeña tele de tubo. Empiezas a cruzar charcos, probar continentes, conocer los días y las noches de las grandes capitales, de las míticas rutas, de la Historia del mundo. Y sigues viendo cine, y sigues soñando con él. Y sigues viajando. Y siempre quieres más y más y más....Pero, por suerte, esto sólo acaba de empezar. Esto es sólo el principio de mi viaje......
Esta entrada fue publicada en Miscelánea, Notícias y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Cada cuatro minutos…

  1. Plácido dijo:

    Gracias por este recordatorio, aunque los horrores sean muchos y no podamos hacer nada por resolverlos, lo peor sería ignorarlos, por todas ellas, por su dignidad no dejemos este tema en el olvido.
    shukran yiddan

  2. Pingback: “Non a l’excision” | La Turista Accidental

  3. Pingback: Ojalá esos 5 minutos horrorizaran a todo el mundo | La Turista Accidental

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s